3 errores comunes en las cenas de empresa

04/12/2018 · Se acercan las Navidades y con motivo de estas fechas, son muchas las organizaciones que se afanan por celebrar las clásicas reuniones de empresa, donde los líderes están más cerca que nunca de sus empleados y en las que se hace repaso de los principales hitos logrados por la corporación, así como se recuerdan cuáles serán los objetivos a alcanzar en el próximos año.

La fiesta de Navidad de la empresa suele ser un recurso empleado para, por un lado, poner en valor el trabajo de los profesionales y, por otro, reforzar el sentimiento de pertenencia a la compañía. Esta es al menos la teoría y alguno de los objetivos que marcan los líderes para este tipo de encuentros.

No obstante, a menudo se comenten una serie de errores a la hora de organizar las reuniones de empresa, haciendo que la motivación por la llegada de las mismas descienda. En este sentido, los expertos de Up SPAIN, empresa especializada en la gestión de beneficios sociales para empleados, han revelado los tres errores más comunes.

  • Conversar solo con profesionales de una misma área

De la misma forma que las reuniones diarias se han transformado gracias a las nuevas tecnologías, permitiendo que la comunicación se produzca vía online y sin necesidad de fijar un espacio físico para ello, las fiestas de navidad han comenzado a desarrollarse en múltiples formatos. De esta forma, según explican desde Up SPAIN, empiezan a ser habituales las reuniones entorno a un desayuno, a un cocktail o, incluso, dentro del mismo espacio de oficina, donde se habilita un espacio especial en el que además de comer, se aprovecha para que los profesionales charlen de forma distendida entre ellos o con sus responsables directos e, incluso con los líderes de otras áreas de la organización. Algo que, no obstante, no suele fomentarse en este tipo de reuniones.

En este sentido, las ventajas de impulsar las relaciones profesionales más allá de los márgenes del propio departamento, permite que los empleados fortalezcan sus relaciones y conozcan las fortalezas y debilidades de cada uno de los componentes de la organización. De esta forma, se trabaja no solo el sentimiento de pertenencia sino también el de unidad y, posteriormente, el trabajo en equipo.

  • Centrar toda la reunión en la empresa

Si bien es cierto que las cenas o comidas de empresa, sean o no celebradas en la campaña navideña, suelen ser un momento clave para la organización, en especial a la hora de reforzar los mensajes de marca que se desean transmitir, hay que tener cuidado de no convertir el encuentro en una campaña de marketing unilateral, en la que todo el discurso se centre en la empresa.

Por ello, desde Up SPAIN recomiendan introducir un componente lúdico dentro de la misma, realizando actividades que permitan hacer ameno el tiempo que se va a compartir, llegando a incluir incluso algún espectáculo original que vaya más allá que el clásico obsequio con el logotipo de la compañía y que, además, permita destacar el perfil profesional de cada uno de los empleados, poniendo en valor aquellas habilidades, conocimientos o experiencia que valora la compañía.

  • No poner en valor los planes de bienestar de la organización

Por otro lado, aunque es importante no abusar de los mensajes corporativos para no caer en el error anterior, aún lo es más hacer que este tipo de reuniones cumplan con su cometido: fidelizar a los trabajadores y generar embajadores de marca, a través de la puesta en valor de algunos de los planes que pueden haber pasado desapercibidos por los profesionales o, incluso, dar a conocer las medidas que aplicará la empresa con la llegada del nuevo año.

Este paso puede supones, según los expertos de Up SPAIN, una oportunidad de dar un giro a la estrategia de talento de la compañía, a través de la incorporación de nuevos beneficios sociales o la puesta en conocimiento de los recién llegados de las ventajas a las que pueden acceder, en determinados casos.

También puede ser un buen momento para repasar cómo han mejorado los índices de rotación, los niveles de conciliación en la empresa o los de diversidad e igualdad, así como poner en valor algunos de los premios obtenidos por la marca en referencia a alguna de estas materias, o en términos de salud.

Por último, es vital reconocer -de forma particular- los resultados obtenidos por los trajadores, reforzando así el nivel de eficiencia que se desea para todo el conjunto de la fuerza de trabajo, el cual deberá mantenerse en el próximo año.

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Prosegur
Hays
Aegon
Kiabi
OCU
Vodafone
Bayer
MC MUTUAL
Randstad
LG Electronics
Lilly
Affinity
Generali
Endesa
CGI
Alten
Naturgy
PeopleMatters
Nationale-Nederlanden
Maxxium España
Adecco
Lidl