La evolución el empleo joven en España en la última década

01/02/2019 · La evolución del mercado laboral ha sido notable, especialmente en los últimos años, y solo en materia de empleo. Con el fin de los años más crudos de la crisis económica, España ha recuperado la estabilidad y las empresas han comenzado a invertir en talento, formación y tecnología, con el objetivo de reforzarse y lograr una competitividad más sólida.

Los cambios son notables cuando se observa la senda recorrida en los últimos diez años, tanto en materia de empleo como en términos retributivos y formación. En estos tres ámbitos las tendencias registradas han sido, en general, positivas aunque aún siguen habiendo retos que abarcar desde la perspectiva de los distintos agentes sociales que inciden en la mejora o retroceso de estos aspectos.

En el caso concreto de las empresas, su clara apuesta por el impulso y desarrollo del talento en los últimos diez años, responde a la incipiente necesidad que han ido adquiriendo en relación al desarrollo tecnológico y la debida transformación digital que, a partir del 2018, se fue incluyendo entre las prioridades de los empresarios. El deseo por impulsar una mayor innovación en la organización, de generar un espacio de trabajo enfocado a las personas, invirtiendo no solo en salud sino en bienestar laboral, son tan solo algunos de los objetivos que han comenzado a querer alcanzar las compañías de todo el mundo.

Junto a ello, la inversión de la pirámide poblacional, la extensión de la edad de jubilación y la delicada situación de las pensiones en España, han provocado que las compañías, a través de sus recursos humanos, hayan puesto el foco en los colectivos más desfavorecidos del mercado laboral: jóvenes, mujeres, profesionales de más de 55 años y las personas con discapacidad. De esta forma, la puesta en marcha de programas e iniciativas dirigidas a impulsar la empleabilidad y contratación  de alguno o todos estos colectivos, se han convertido en otra de las tendencias claras del pasado año. Una dinámica que, además, según las previsiones deberá continuar, como mínimo, hasta 2020, debido a la brecha de habilidades y de talento que se registra en el mercado de trabajo actual.

Quizás, sea esta brecha, aquella que impide que las empresas atraigan al talento que necesitan para impulsar sus proyectos de digitalización o para cubrir determinadas posiciones que comienzan a surgir fruto de esta era tecnológica, la causa de que los jóvenes sigan engrosando las filas de parados en España. Y es que, si echamos la vista a atrás, la tasa de paro juvenil de los menores de 25 años ha pasado de un 22,9% en 2008 a un 34,65% diez años después, y siendo el 2013 el año que más alto fue este indicador, alcanzando el 55,68% en plena crisis económica, tal y como recoge en un artículo el diario Verne.

En este sentido, pese a tratarse de un ascenso positivo, también resulta insuficiente, especialmente si tenemos en cuenta las previsiones de la Agenda Digital de la Comisión Europea, que anticipa un incremento del 10% de la oferta de empleo en el sector TIC en Europa, hasta 2020. De hecho, la demanda de profesionales especializados en Big Data y Machine Learning ha aumentado, en dos años y solo en España, un 92%, según el informe “Profesionales Big Data: análisis actual y perspectivas de futuro”.

Una realidad a la que también hacía mención la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. “España tiene un déficit de en torno a 70.000 empleos al año ligados a la tecnología, los cuales no se cubren por ausencia de estos perfiles", aseguraba la ministra durante la inauguración en Madrid el programa “Formación en Competencias Digitales para Profesionales”, puesto en marcha por Google y UGT.

Estos datos contrastan, por otro lado, con la evolución registrada en materia formativa, donde la matriculación sigue siendo elevada, aunque algo menor que la que se registró en 2008. Así, en 2017 se alcanzaron 1.291.144 matriculaciones en universidades españolas, 80.000 menos que hace diez años. Sin embargo, esta tendencia a la baja no se repite en la Formación Profesional ya que, según revela Verne, “los grados superiores tenían 223.000 alumnos en 2008 y 342.000 en 2017, mientras que los grados medios han pasado de 249.000 matriculaciones a 314.000 en el mismo periodo”.

Asimismo, en cuanto a la evolución salarial en España, los datos recopilados por Verne muestran que “a más edad más salario”. No obstante, después de diez años, “los más jóvenes han sido los que han perdido emolumentos, mientras que el resto de grupos de edad han ganado”. Según los datos del INE, los jóvenes de 16 a 24 años cobraban de media de 1.065 euros al mes en 2017, lo que supone una pérdida de 73 euros al mes (876 de media al año) en 10 años, dado que en 2007 la cifra era de 1.138 euros. “En el resto de grupos de edad han crecido los salarios, desde los 50 euros en el tramo de 25 a 34 años hasta los 236 euros en el de 55 años en adelante”, añaden desde Verne.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Bricomart
Generali
PeopleMatters
Ineco
Bayer
LG Electronics
OCU
Nationale-Nederlanden
Kiabi
Lidl
MC MUTUAL
Leroy Merlin
Sacyr
CGI
Aegon
Prosegur
Randstad
Vitaldent
Vodafone
Endesa
Securitas Direct
Affinity
Hays
Santalucía Seguros
Naturgy
Maxxium España