Por qué la formación blended resulta ahora tan efectiva para las empresas

21/06/2019 · Si algo ha demostrado la era digital es la necesidad que tienen las empresas de transformar muchos de sus procesos internos con el fin de que el negocio siga siendo competitivo. Dicha situación y la introducción da algunos cambios a nivel operativo, organizacional y cultural, ha puesto de relieve la importancia de la formación continua por parte del talento, al margen de su posición, estudios y generación, ya que además de garantizar su propia empleabilidad futura, le va a permitir superar los desafíos que están trayendo el desarrollo tecnológico y el propio contexto cambiante e incierto en el que se mueven ahora las empresas.

Gonzalo Martínez de Miguel, Director de Infova, compañía experta en formación y desarrollo directivo, ha analizado las tendencias que se verán en los próximos años relacionadas con la capacitación profesional, partiendo de una reflexión en la que repasa algunos de los cambios que ya se han comenzado a ver en esta materia y que incluyen cambios en determinados conceptos y necesidades por parte de las empresas.

Según explica en un artículo publicado por Retina, publicación perteneciente al diario El País, hace apenas 15 años, los expertos en formación y las compañías proveedoras de estos servicios de capacitación para empresas, coincidían en destacar a la formación online como la clave del futuro, llegando a asegurar que aquella organización que no estuviera 100% dedicada al mundo de la educación a distancia, “habrían desaparecido en cinco años”. Sin embargo, tal y como apunta Martínez de Miguel, el paso del tiempo no solo ha desmentido esta predicción, sino que ha sido totalmente contraria. Y es que, al final, las que acabaron desapareciendo fueron precisamente las que aplicaron dicho enfoque, en base a “dos errores fundamentales: uno temporal y otro conceptual”.

“El primero fue que no supieron elegir su momento, porque no era verdad que el mercado estuviera entonces preparado para la formación e-learning”. Según detalla el Director de Infova, no solo no era adecuada “la velocidad de la transferencia de datos”, sino que tampoco lo era “la universalidad de la conexión a internet” o “la potencia de los ordenadores”. De hecho, asegura que ni tan siquiera se había instalado el hábito de formarse a través de una pantalla en los usuarios y apenas se sabía cómo desarrollar programas y cursos que fueran efectivos en el marco de la modalidad online.

Junto a ello, el problema conceptual se relaciona con el hecho de que, “aunque la formación online ha demostrado ser tremendamente útil para la transmisión de conocimientos, no ha funcionado igual de bien para el desarrollo de competencias y el cambio de comportamiento”. En este sentido, el directivo indica que la formación presencial en grupos reducidos sigue siendo más efectiva a la hora de mejorar las habilidades de dirección, comerciales o de comunicación.

Todo ello ha llevado a la conclusión de que la clave del éxito en la formación hoy día está en modelo mixto, llamado blended y que implica una formación semipresencial, que también incluya metodologías digitales para, de este modo, “construir procesos de formación valiosos, que realmente favorezcan el cambio de comportamientos, la adquisición de conocimientos, el desarrollo de competencias y la generación de nuevos hábitos”, explica en el artículo.

De las razones de su auge e importancia actual, Martínez de Miguel cita “la reducción en los costes de producción” y “el desarrollo de toda un industria de creación de contenidos”, que ha ganado experiencia, calidad y concomimiento tras haber sumado a sus equipos de programadores, otros perfiles profesionales como “pedagogos, diseñadores, expertos en redes sociales, administradores de bases de datos y expertos en e-learning”. De esta forma, además de agrandar las posibilidades que tienen los campus online que incorporan muchas empresas, se ha permitido mejorar la adecuación de los contenidos a las necesidades del negocio y de las personas, que también han comenzado a incorporar un nuevo hábito y un sentimiento de responsabilidad hacia su propia formación. Tanto es así que son muchas las compañías que ya otorgan cierta autonomía a sus profesionales a la hora de elegir qué competencia quieren y necesitan adquirir, así como el momento y lugar desde el que quieren hacerlo.

“Hemos aprendido a diseñar, producir e implantar programas online de formación cada vez más efectivos”, afirma el directivo al País, que también incide en cómo este tipo de aprendizaje mixto ha permitido desarrollar en los últimos años sistemas AVCT (Advanced Virtual Class Training). “Estamos produciendo programas de televisión en directo donde los participantes, desde un dispositivo y conexión a internet, están asistiendo a explicaciones sobre productos y procesos propios de su empresa”, explica.

Además indica que “el streaming se ha revelado como una poderosa y muy eficaz herramienta de comunicación”, al tiempo que trae consigo una mayor flexibilidad. “En una sesión de AVCT, se utilizan muchos elementos para generar el resultado de aprendizaje deseado. Se pueden lanzar vídeos producidos previamente, compartir explicaciones y recibir y contestar preguntas en tiempo real, proponer múltiples juegos de aprendizaje, utilizar encuestas y evaluar la eficacia. Y todo ello puede hacerse tanto en directo como en diferido para que el participante pueda verlo cuando tenga la posibilidad”, añade.

Otra tendencia clave es la creación de “microcontenidos en formato vídeo”, más conocidas dentro del sector como “píldoras formativas de corta duración” que suponen un gran avance son efectivos a la hora de capacitar a equipos deslocalizados. “Por este motivo, la formación online se apoya hoy mucho más en el vídeo de lo que se ha hecho antes”, apunta Martínez de Miguel. De hecho, aunque esta fórmula no es nueva, el desarrollo tecnológico actual ha permitido que la producción de vídeos se democratice, facilitando así la creación de “programas excelentes con muchos menos recursos”.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Hays
PeopleMatters
LG Electronics
Leroy Merlin
Affinity
Maxxium España
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Generali
Sacyr
Bayer
Naturgy
MC MUTUAL
OCU
Alten
CGI
Randstad
Vodafone
Securitas Direct
Aegon
Endesa
Santalucía Seguros
Adecco
Lidl
Prosegur
Lilly