5 maneras de mejorar la Experiencia de Empleado en remoto

30/04/2020 · A consecuencia del Covid-19, muchas empresas tienen a su fuerza laboral teletrabajando deslocalizada, y en remoto, y eso las obliga a ser creativas en la manera en que gestionan este talento. Ante este escenario, resulta fundamental diseñar una estrategia que garantice una buena EX, a pesar de los obstáculos del confinamiento.

Según un informe del Global Workplace Analytics, el número de personas que trabajan en remoto ha crecido un 173% desde 2005, y se espera que esta cifra no pare de crecer, de acuerdo a una encuesta de Gallup realizada el pasado 30 de marzo. Según la misma, el 74% de los directores financieros afirmaron que estaban planificando trasladar aún más empleados a espacios de trabajo en remoto, incluso después de que termine la pandemia.

En este artículo, se desgranan los 5 ingredientes de éxito para diseñar una buena Experiencia de Empleado (EX):

1. Fomentar una cultura conectada

Incluso las empresas que ya contaban con plantillas trabajando en remoto se están encontrando desafíos para conectar con ellos y mantener altos niveles de compromiso.

Desaparecen los canales de comunicación interpersonales, y los trabajadores tienden a sentirse aíslados, y inconscientemente presionados por rendir igual desde la distancia. En este caso, el rol del líder es crucial, ya que este debe tener un papel activo y ser ejemplo en el uso de nuevas herramientas que mejoren el teletrabajo. 

Un informe reciente de Gallup puso sobre la mesa la soledad y el aislamiento como un problema para el 21% de los trabajadores remotos. Y no son los únicos que se sienten solos estos días. Otro estudio de Cigna en 2020 mostró que, sorprendentemente, un 61% de los participantes afirmó sentirse solo, casi un 54% más de los que declararon sentirse en la misma situación en 2018.

Para una fuerza laboral distribuida, es vital fomentar la interacción social dentro del lugar de trabajo, aunque sea de forma virtual. Proporcionar un canal de comunicación efectivo que permita y aliente a los trabajadores distribuidos a relacionarse socialmente, de manera que los líderes puedan fortalecer la sensación de conectividad y vinculación entre los trabajadores.

 

2. Empatía: forma parte de su vida

La Experiencia de los Empleados se basa principalmente en la empatía. Como líderes, no hemos de perder de vista que los empleados son personas que atraviesan las mismas circunstancias y dificultades que los propios directivos. También tenen niños que atender, facturas que pagar, compras que hacer, intereses que perseguir y problemas de salud que resolver.

Si a ello le sumas el estrés derivado de la crisis del Covid-19, aumenta aún más el desafío. En este punto, se recomienda a los líderes estar vigilantes, entendiendo las circunstancias únicas en las que los empleados están trabajando actualmente.

Así, las empresas deben proporcionar una comunicación abierta entre la dirección y el equipo, ya que los empleados buscan en el liderazgo pistas sobre cómo reaccionar dentro de la empresa ante las crisis. Crear oportunidades para discutir los procesos de trabajo, las prioridades de la compañía y la operación continua de las funciones críticas del negocio es vital.

Además, no hay que perder de vista que, como cualquier persona, los empleados quieren celebrar sus logros y resolver sus problemas. Necesitan aliento cuando están deprimidos y necesitan saber que estás de su lado. Lo que no necesitan es un microgestor que esté constantemente a sus espaldas, sea crítico con cada pequeña cosa y constantemente llegue a ellos con quejas.

 

3. Confianza en la fuerza de trabajo

Uno de los factores más importantes que surgen con una fuerza laboral remota es la falta de confianza entre la base y los mandos superiores. Por lo general, aquellos que trabajan desde oficinas remotas tienden a trabajar más horas, porque a menudo parece que no están "realmente" trabajando porque trabajan desde casa. Está demostrado que se toman menos descansos, trabajan más hasta altas horas de la noche e incluso trabajan los fines de semana, porque no quieren que parezca que están holgazaneando. Esto puede ser un problema en sí mismo, ya que conduce a un rápido agotamiento.

Una de las claves para generar confianza en una situación como la que vivimos es establecer objetivos razonables y medibles. Al final de la semana, pregúntate: ¿se logró este objetivo? En caso afirmativo, entonces sabes que tu empleado continúa realizando su trabajo de manera efectiva. De lo contrario, debes abordar por qué no se pudo lograr, abordar los problemas y seguir adelante.

Al establecer objetivos razonables y medibles, continuarás generando confianza en los trabajadores remotos, y seguramente te darás cuenta que aún están rindiendo más que cuando se trabajaba desde la oficina.

Es hora de replantear la propuesta de valor como empleador y basarla en el empoderamiento

 

4. Enfoque y objetivos de empresa

Como líder, antes de establecer los objetivos de cada empleado debes conocer cual es su situación personal, y los recursos de los que disponen para trabajar desde casa. Por ejemplo, si tienen niños a cargo, quizás no puedan hacer una reunión porque de repente tuvieron que cambiar un pañal o atender una crisis familiar. Todos están aprendiendo a adaptarse a esta nueva forma de trabajar, al cierre de escuelas y a un confinamiento obligatorio e improvisado para todos.

Hay muchas distracciones y desafíos que pueden presentarse durante todo el día, pero debes confiar en que tus empleados lo están haciendo de la mejor forma que pueden. Recuerda empatizar: todos estamos juntos en esto y debemos apoyarnos mutuamente. Al ser comprensivo crearás un ecosistema de confianza y un liderazgo fuerte que mejorará la vida de aquellos que trabajan para ti de forma remota.

 

5. Diseñar la Experiencia del Empleado

La crisis actual del Covid-19 ha situado a la fuerza de trabajo distribuida a la vanguardia del mundo empresarial, pero no podemos negar que han surgido muchos obstáculos en esta transición. Por ejemplo, el momento de comprar equipos informáticos no era durante la crisis, si no antes de que hubiera estallado, ya que ahora la demanda de los mismo es tan alta que hay a quién le cuesta encontrar un recurso disponible.

El movimiento hacia una fuerza laboral más remota y distribuida requerirá que las empresas reconsideren sus planes de reclutamiento y fidelización de empleados. Es hora de replantear la propuesta de valor como empleador, basarla en el empoderamiento, la capacidad de influenciar, y considerarlo como una gran oportunidad de posicionamiento.

También es un buen momento para reevaluar los mecanismos de feedback y de escucha a loss empleados. Si solías realizar una evaluación del desempeño una vez al año, deberás pensar en cómo obtener más inputs en tiempo real y en acciones más frecuentes.

la soledad y el aislamiento son un problema para el 21% de los trabajadores remotos

Los desafíos de una fuerza laboral distribuida están obligando a muchas empresas a aprender a reevaluar la forma en que manejan sus negocios de arriba hacia abajo. Desde la perspectiva de un empleado, hay un conjunto completamente diferente de tareas en su viaje diario, y un conjunto diferente de requisitos para continuar siendo un empleado efectivo y productivo.

Para que la Experiencia del Empleado sea positiva a lo largo del tiempo, se requiere que las empresas se centren en el viaje del empleado como si el éxito de su negocio dependiera de ello, porque así es.

 

 

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
Alten
OCU
Ineco
Sacyr
Generali
Affinity
Kiabi
Bayer
Naturgy
Bricomart
LG Electronics
Endesa
Prosegur
Nationale-Nederlanden
Securitas Direct
Lidl
CGI
PeopleMatters
Vitaldent
Hays
Maxxium España
MC MUTUAL
Vodafone
Santalucía Seguros
Leroy Merlin
Aegon