La organización del futuro: liderazgo horizontal y adaptabilidad como pilares

02/06/2020 · “Los modelos estructurales del futuro serán más horizontales, colaborativos y remotos”. Así lo anticipaba Randstad en un artículo donde aborda cómo se encuentran organizadas las empresas en la actualidad, los cambios que afectarán a las empresas y sus beneficios, además del efecto que éstos tendrán sobre la fuerza de trabajo.

Las empresas del futuro estarán marcadas por la adaptabilidad del talento y el liderazgo horizontal. Además, los modelos más colaborativos fomentarán la innovación y el desarrollo del talento. Pero para entender esta transformación que experimentarán las organizaciones, primero hay que saber desde qué punto parten.

De entradam estas son las diferentes formas de organización que se pueden encontrar en las empresas, en función de sus características:

  • Lineal, el sistema más tradicional donde el poder se concentra en una sola persona y que, por tanto, es poco flexible.
  • Divisional, habitual en las grandes corporaciones, donde cada departamento opera con cierta autonomía y tiene objetivos propios.
  • Funcional, que permite la especialización, pues cada equipo/profesional se ocupa de una meta o tarea concreta, favoreciendo así su eficiencia aunque complicando la coordinación entre tareas.
  • Equipos de trabajo, clave para llevar a cabo proyectos en grupos compuestos por profesionales con diferentes competencias y especializaciones, lo que favorece la calidad del trabajo, aunque para ello debe haber una óptima sintonía entre los componentes del equipo.

Aunque estos modelos son hoy los más comunes, la revolución tecnológica y la crisis del Covid-19, con todas las consecuencias derivadas de la pandemia, han generado nuevas necesidades de las empresas como lo es la agilidad, la flexibilidad, y la capacidad de adaptación a los cambios en plazos cada vez más cortos. De este modo, las estructuras organizacionales de las empresas cada vez serán más líquidas y enfocadas a proyectos.

Así, en las empresas del futuro cobrará protagonismo el desarrollo de productos y servicios, así como la creación e innovación en experiencia del cliente. Una evolución que requerirá que los roles dentro de una compañía sean cambiantes, con grupos de profesionales más heterogéneos; una clara apuesta por la formación continua; la adopción de estructuras más horizontales, mejorando así la flexibilidad laboral y la rápida toma de decisiones por parte de toda la plantilla y, por tanto, mayor autonomía; una cultura de trabajo asentada en la colaboración; y la eliminación de la barrera espacio-temporal gracias al desarrollo tecnológico.

Como contraprestación, las empresas lograrán una mayor facilidad para la innovación gracias a los nuevos sistemas más participativos, una organización más versátil a partir de un liderazgo más horizontal y una empresa más diversa, con nuevos y distintos puntos de vista que harán que el trabajo realizado sea más completo y de mayor calidad.

Asimismo, respecto a los beneficios que afectarán a los empleados, las plantillas deberán aclimatarse a una realidad cambiante, en la que su desarrollo dependerá de sus conocimientos y habilidades, además de saber adaptarse a diferentes retos profesionales en equipo y a la incorporación de nuevas responsabilidades. En este sentido, las estrategias de Upskilling y Reskilling serán fundamentales.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Maxxium España
MC MUTUAL
CGI
Hays
Leroy Merlin
PeopleMatters
Endesa
Vitaldent
Vodafone
Ineco
Nationale-Nederlanden
Aegon
Bricomart
Generali
Sacyr
Randstad
LG Electronics
Naturgy
Bayer
Prosegur
Securitas Direct
OCU
Lidl
Affinity
Santalucía Seguros
Kiabi