Los 3 desafíos del futuro del trabajo

08/09/2020 · La automatización, la globalización y la urbanización son tendencias que están en el punto de mira y causan cierta preocupación por el futuro del trabajo. Estas tendencias impulsadas, en gran medida, por el crecimiento económico están trayendo prosperidad a la sociedad. Sin embargo, cabe destacar que también plantea algunos retos de futuro a los cuales tanto la sociedad como las empresas deberán hacer frente para adaptarse.

La revolución digital aumentará el trabajo del futuro en un 0,5% anual. Sin embargo, los empleos del futuro cambiarán respecto a como los conocemos a día de hoy. Randstad, apunta en su informe “El futuro del trabajo - Flexibility” que 1 de cada 7 trabajadores perderán su trabajo como resultado directo de la automatización. Por su parte, la OCDE estime que el 65% de los niños que actualmente están en la guardería trabajarán en empleos que todavía no conocemos.

Ante este futuro cambiante, Randstad describe los 3 desafíos principales a los que el trabajo tendrá que hacer frente en un futuro.

Desigualdad creciente

La era digital está dejando muchas desigualdades en el mercado laboral, según la OCDE. Esta tendencia se inició en 1980 y persiste todavía a día de hoy, puesto que las tecnologías permiten que los trabajadores cualificados sean más productivos y produzcan nuevos productos y servicios, activando la demanda de nuevas habilidades por parte de las empresas. Ante la escasez de profesionales que dominen dichas habilidades, el salario para estos perfiles se incrementa.

Reasignación y polarización del trabajo

La automatización destruye empleos a la vez que los crea. Asimismo, también se ha activado la reasignación de tareas, puesto que las más rutinarias y monótonas están pasando a ser realizadas por máquinas.

Por otro lado, la polarización del trabajo surge debido a que muchas de las tareas de los profesionales con cualificación media pueden automatizarse utilizando tecnologías digitales. Por su parte, los trabajadores muy cualificados se han vuelto más productivos con estas tecnologías sin llegar a ser reemplazados porque complementan las tareas que estas realizan. Por último, hay tareas que no requieres altos niveles de cualificación, pero sí habilidad humana y que todavía son muy difíciles de automatizar.

Déficit y depreciación de habilidades

Tendencias como la automatización y la globalización están cambiando las demandas del entorno laboral, concretamente, las habilidades demandadas por el mercado están cambiando debido a modificaciones en la estructura ocupacional y al contenidos de las tareas de los puestos de trabajo existentes.

Cuando no se produce una satisfacción de las demandas que requiere el mercado se produce un déficit de competencias. Por ejemplo, el campo de la STEM tiene dificultades para cubrir vacantes de especialistas TIC. Este indicador refleja que hay una escasez de habilidades frente a la alta demanda por parte de las compañías.

Según los datos de la OCDE reflejados en “Skills for Jobs”, no solo hay una escasez de habilidades matemáticas, sino también habilidades sociales relacionadas con el juicio, la toma de decisiones y la percepción social.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
Nationale-Nederlanden
Lidl
Endesa
Leroy Merlin
CGI
Affinity
PeopleMatters
Vitaldent
Sacyr
Vodafone
Generali
Prosegur
Maxxium España
Kiabi
Securitas Direct
Bayer
Naturgy
Aegon
MC MUTUAL
OCU
Ineco
Hays
LG Electronics
Santalucía Seguros
Bricomart