Los principales retos en la gestión de nóminas

03/05/2021 · En tiempos de pandemia, la gestión de las nóminas ha resultado un verdadero desafío. Al fin y al cabo, se trata de una tarea indispensable para la empresa, ya que garantizar la exactitud de los recibos y las declaraciones y asegurar que cumplen la normativa es una de las claves para que las empresas obtengan ahorros y mantengan la satisfacción de sus empleados. Sin embargo, la crisis sanitaria ha transformado nuestros hábitos profesionales y ha planteado cambios imprevistos en la legislación, la falta de determinados expertos en nóminas y RRHH y, además, la imposibilidad, en ocasiones, de acceder a los sistemas de RRHH durante el confinamiento. Todo ello, ha generado grandes dificultades para los equipos encargados de gestionar las nóminas.  

ADPjunto con Factor Humano y Observatorio de RRHH, ha elaborado el Informe "Desafíos de la gestión de nóminas durante la covid", un estudio sobre los desafíos que ha generado la Covid-19 en el ámbito de las nóminas. Para realizar el estudio entrevistaron a una amplia muestra de diferentes empresas españolas para preguntarles por sus características estructurales y sistemas de gestión de nóminas, con el objetivo de identificar las principales dificultades a las que se habían enfrentado durante el confinamiento. Además de observar los desafíos, el estudio también acoge las medidas que decidieron adoptar las empresas a fin de prepararse para posibles situaciones similares en el futuro. 

 

Las nóminas españolas han sido particularmente díficiles desde hace un tiempo. Pero lo que está claro es que la pandemia ha dificultado la gestión de estas y así lo confirma el 73% de las empresas que participaron en la encuesta de ADP. 

 

“Hemos sufrido un incremento de trabajo en la gestión de las nóminas específicamente en los cálculos
y verificación de las mejoras de las personas afectadas por el ERTE, en las comunicaciones con el SEPE, la gestión de las bajas por coronavirus, con parte o sin parte de IT. Ha sido un reto que hemos superado satisfactoriamente” afirma Cristina Sala Bellsolell, Técnica de Administración de Personal y Relaciones Laborales Oxfam Intermón.

 

Cuando el virus llegó a España, el 16% de las empresas encuestadas estaban utilizando una solución BPO para su nómina, lo que significa una externalización completa, tanto en gestión como en responsabilidad. El 27% utilizaba una solución parcialmente externalizada. En cambio, el mayor porcentaje (57%) había optado por una solución de nómina totalmente interna. Aunque la pandemia ha supuesto una gran dificultad para un 73% de las compañías, cabe destacar, que tan solo un 27% considera cambiar su proceso de gestión de nóminas durante la pandemia

 

En general, el mayor problema para las empresas españolas fue mantenerse al día con las actualizaciones reglamentarias y legislativas. Para las empresas españolas que consideraron cambiar su proceso de gestión de nóminas durante la crisis, el 78% citó la «dificultad para mantenerse al día con las actualizaciones legislativas y reglamentarias» como el motivo para reevaluar su elección. Otros problemas significativos incluían los errores de cálculo en las nóminas (42%) y la falta de apoyo de su proveedor de nóminas (29%).

 

Según Rafael Gómez de Parada, Director Financiero Valoriza Servicios Medioambientales “El mayor problema ha sido adaptar el cálculo de las nóminas a los cambios legislativos que se publicaron con muy poco margen de maniobra, con algunas dificultades de interpretación y con disparidad de criterios entre las propias administraciones”

Al preguntar por los costes, el 64% de las empresas encuestadas afirmó que la pandemia supuso costes inesperados en la gestión de sus nóminas. Aunque, cabe destacar, que en el caso de las empresas que gestionan internamente sus procesos de nóminas, se enfrentaron a costes inesperados un 68%, mientras que, de aquellas que tenían externalizada la gestión de las nóminas, solo sufrieron gastos inesperados un 50%.

 

Para el 64% de las empresas que se enfrentaron a costes inesperados, estos incluyeron recursos internos, la búsqueda de nuevos recursos, el pago de horas extras y la contratación de actividades de consultoría.

 

“En cuanto a la gestión de los ERTEs, parametrizamos un complemento ERTE a nuestra medida. Destinamos mucho
más tiempo del habitual al trabajo, ya que con los mismos recursos, tuvimos que tirar adelante una nómina nada habitual, con conceptos y cálculos nuevos, solventar incidencias, además de gestionar todas las comunicaciones con los organismos oficiales para la tramitación de las prestaciones de los trabajadores” explica Núria Carol Tomàs, Responsable de Administración de Personal y Nómina Grupo Cementos Molins

 

 

 

 

TAGS: informe | RRHH | Covid-19

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Sacyr
Endesa
Ineco
Nationale-Nederlanden
Vitaldent
Naturgy
Aegon
LG Electronics
Leroy Merlin
Affinity
MC MUTUAL
Randstad
Prosegur
OCU
CGI
Generali
Bricomart
Securitas Direct
Vodafone
Bayer
Maxxium España
Santalucía Seguros
Hays
Lidl
PeopleMatters
Kiabi