Glassdoor, un Trip Advisor para la contratación y construcción de tu marca como empleador

Trevor Clawson,
Periodista especializado en start-ups y empresas de rápido crecimiento
Forbes

11/11/2015 · Ante la actual "guerra por el talento", las empresas compiten duramente por atraer al mejor candidato. De la misma forma, los desempleados o aquellos que buscan cambiar de trabajo también luchan por sobresalir ante los demás. Ante esta latente escasez de visibilidad, iniciativas como la de la empresa norteamericana Glassdoor arrojan luz a esta problemática. El periodista británico Trevor Clawson, colaborador de la revista Forbes, ha analizado cómo funciona esta iniciativa que nos recuerda al modelo Trip Advisor, pero en este caso aplicado a la atracción de talento y a la construcción de una marca sólida como empleador.

Encontrar las personas debidamente capacitadas para un puesto de trabajo puede ser un gran problema para las pequeñas y medianas empresas. Se trata en parte de un problema de escasez de personal cualificado.

Aquí en el Reino Unido - y en muchos otros países también- muy pocas personas estudian ciencia, tecnología, ingeniería o cursos de matemáticas, ya sea en la escuela secundaria superior o en la universidad, y ello conlleva una baja presencia de perfiles de este tipo en el mercado laboral. Y, por supuesto, esta problemática no se limita a los perfiles llamados STEM. Encontrar personal cualificado en ventas, marketing o en gerencia también puede ser un gran problema.

Hay, por supuesto, otros factores en juego. En algunos casos, las empresas se muestran reticentes a formar- a menudo por razones financieras comprensibles - así que cuando publican sus vacantes sólo los que tienen 100% de experiencia y habilidades destacables pueden aplicar. Otra trampa es poner el listón demasiado alto en cuanto a requisitos académicos, por ejemplo pidiendo un graduado cuando el trabajo en cuestión sería totalmente adecuado para personas sin este tipo de estudios.

Un Gap Cultural

Pero vamos a dar un giro y mirar el mercado desde el punto de vista del candidato. Muchas personas que buscan trabajo realmente luchan por romper con su primer empleo y dar un giro a su carrera, pero hay otros - sobre todo aquellos que están altamente capacitados, formados y con una gran experiencia profesional - que pueden permitirse el lujo de escoger y seleccionar. Para ellos, el reto personal no es sólo encontrar un trabajo en sí, sino unirse a una organización que concuerde con sus propias aspiraciones y valores culturales.

Employer Branding

Las grandes empresas son conscientes de esto y actualmente invierten una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en la creación de una marca que atraiga a los empleados potenciales. Por ejemplo, si una empresa ofrece a las nuevas incorporaciones tareas de responsabilidad, un entorno de trabajo no jerárquico, oportunidades de viajar, un marco de actuación ético y espacios de formación en el puesto de trabajo, uno de los cometidos del área de recursos humanos será comunicar estos atributos a la mundo. Hay varias maneras de hacerlo; desde los folletos que se entregan en las ferias de empleo, la publicación en revistas online, o una estrategia de relaciones públicas a la antigua.

Y lo más importante, los candidatos suelen ser conscientes de los principales actores que existen en cada industria. Se trate de Jaguar Land Rover, PwC, Google o IBM, las empresas de alto perfil siempre atraen a personas de alta cualificación. Es más, si un candidato aplica para un trabajo en cualquiera de estas compañías punteras, es muy probable que encuentre a un amigo de un amigo que ha trabajado allí antes. Alguien que puede contarle si las bellas palabras anunciadas en esa determinada revista online coinciden con la realidad de la rutina diaria de esa empresa.

El reto de las pymes

Las pequeñas empresas rara vez disfrutan de conocimiento de su marca. Por ejemplo, a un graduado en informática o diseño digital podría gustarle la idea de trabajar para una start-up o negocio tecnológico, pero a menos que él o ella ya está bien conectado con el ecosistema de este tipo de incubadoras, como Londres Tech City, podría serle difícil incluso identificar los empleadores adecuados. E incluso si nuestro candidato sí crea una lista de dinámicas y emocionantes pequeñas empresas, hay preguntas que se plantea: ¿Cómo es esta empresa donde quiero trabajar? ¿Voy a encajar? ¿Debo seguir mi instinto para unirme a una nueva empresa o simplemente optar por la oferta de trabajo que he visto en Google?

Un Trip Advisor para nuevas empresas

Así, quizás lo que este candidato tal vez necesite es una especie de Tripadvisor para el mercado de trabajo, un lugar donde los candidatos pueden ir a investigar posibles empleadores y leer los comentarios de actuales y ex empleados.

Este es el caso de Glassdoor, una empresa con sede en Estados Unidos que acaba de crear una base europea en Dublín y empezar a operar en Irlanda, el Reino Unido y Europa Occidental.

La premisa es la siguiente. Un candidato puede buscar a un posible empleador en el sitio y leer las valoraciones de primera mano de lo que significa trabajar allí y el salario aproximado. Igualmente, es importante destacar que se trata de un acuerdo recíproco. "Operamos con la filosofía del dar y recibir", señala Joe Wiggins, director de comunicaciones de Glassdoor Global. "Cuando el usuario se registra en el portal accede a una determinada información, pero después de haber leído unas cuantas páginas, les pedimos que compartan información acerca de su propio empleador."

Por supuesto, se trata de una arma de doble filo para el empleador, aunque éstos tienen también la oportunidad de responder a los comentarios negativos.

Las páginas de los empleadores

Las empresas empleadoras pueden utilizar las listas locales de Glassdoor, como el directorio de negocios Dun and Bradstreet en el Reino Unido, de la misma forma que utiliza su propia web corporativa, incluso antes de que se haya hecho ningún comentario.

Además, los empleadores pueden patrocinar sus propias páginas, que se pueden utilizar para compartir información y hacer publicidad de las vacantes. "Las páginas patrocinadas permiten que los candidatos puedan obtener una visión de 360º de la compañía", apunta Wiggins.

En efecto, la web de Glassdoor ofrece a los empleadores un medio para llegar a los trabajadores y gestionar o crear su marca como empleador. Por ejemplo, Wiggins cita el ejemplo de la consultoría Baringa Partners. Todo aquel que visite su página no sólo puede encontrar comentarios, sino también un video, fotos y las valoraciones de otras compañías acerca de por qué es bueno trabajar allí.

El usuario puede acceder al directorio de Glassdoor de muchas maneras, incluso a través del empleador. Después de registrarse y visitar un determinado número de páginas, el visitante recibirá una notificación por correo electrónico de empresas similares. De esta manera, las pymes o start-ups pueden darse a conocer ante candidatos que han demostrado previamente un interés en negocios similares.

También hay otros canales que los empleadores pueden utilizar, incluyendo otras web de reclutamiento en línea. De hecho, las empresas interesadas en cierto perfil de talento, pueden localizar clusters o hubs. De hecho, Wiggins reconoce que el fuerte pool de talento tecnológico de Dublín fue un factor clave para establecer la sede.

En un momento en que las empresas de nuevas tecnologías compiten por el talento cualificado, proporciona otra herramienta útil para el área del marketing de empleos.

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Hays
Alten
Santalucía Seguros
Sacyr
Nationale-Nederlanden
Kiabi
Randstad
Endesa
Securitas Direct
Maxxium España
Lidl
Vodafone
Bayer
CGI
Prosegur
Generali
Aegon
PeopleMatters
Lilly
Affinity
Naturgy
Adecco
MC MUTUAL
LG Electronics
OCU