Buscamos líderes que quieran transformar el futuro del cáncer

José Marcilla,
Director General
Novartis Oncology

03/03/2020 · Reimaginar la medicina para transformar la vida de las personas con cáncer. Esa es la misión del equipo que hay detrás de Novartis Oncology, liderado por José Marcilla, una misión que se susteta en el programa JUMP, un programa que la firma pone al alcance de los alumnos MBA y que, en palabras del director general de la división, "proporciona una experiencia formativa única en la compañía". El objetivo no es otro que todos ellos participen en proyectos multidisciplinares, asumiendo nuevas responsabilidades y entrenando su capacidad de liderazgo, algo sumamente importante en una industria como la farmacéutica en general y en el ámbito oncológico en particular. Conocemos más acerca del programa, así como del compromiso de la división Oncology de Novartis con el paciente y de la forma de fidelizar al talento universitario que se incorpora a la compañía a través de JUMP de manos del propio Marcilla.

¿En qué consiste el programa JUMP de Novartis?

JUMP (Join & Unleash My Potential) es un programa de desarrollo de liderazgo internacional dirigido a alumnos MBA que proporciona una experiencia formativa única en Novartis.

El programa, que abarca diferentes países y tiene una duración de más de 2 años, ofrece un completo plan de capacitación y formación estratégica y práctica adaptado al perfil y a los intereses de cada alumno.

Consta de tres rotaciones de 9 a 12 meses cada una, en las cuales los alumnos tendrán la oportunidad de rotar en las diferentes áreas de negocio de la compañía en Europa, participar activamente en proyectos multidisciplinares y asumir responsabilidades para acelerar su crecimiento dentro del sector.

¿Cuáles son sus objetivos?

El liderazgo es, indudablemente, el activo más valioso que tiene una sociedad. El motor que ha llevado a la humanidad a lograr grandes cosas a lo largo de la historia. Pero el liderazgo no es un derecho o un rango que pertenece a una única persona, sino que debe entenderse como la capacidad o la habilidad de empoderar a un grupo de personas, una comunidad o una organización, hacia la consecución de un propósito común.

En Novartis promovemos una cultura “unboss” donde la motivación debe ser el motor que mueva a los empleados a alcanzar los objetivos de la organización. Bajo esta premisa, el programa JUMP tiene el objetivo de inspirar a los líderes del futuro, desarrollar su talento y atraerlos a Novartis para contribuir a seguir avanzando en nuestra misión de reimaginar la medicina para transformar la vida de las personas con cáncer.

Para ello, JUMP pretende proporcionar la visión estratégica necesaria para guiar eficazmente a una organización que impacta en la salud de millones de personas de todo el mundo, y todo ello en un contexto de transformación marcado por la convergencia de dos revoluciones fascinantes: una revolución biomédica y una revolución digital.

En Novartis promovemos una cultura “unboss” que fomenta la motivación

¿A qué tipo de perfiles va dirigido?

JUMP va dirigido a alumnos MBA con un interés genuino en la industria farmacéutica y con la aspiración de impactar significativamente en la salud y en las vidas de millones de pacientes. A potenciales líderes que crean firmemente que, algún día, llegaremos a curar el cáncer.

Deseamos atraer a profesionales proactivos y emprendedores, con habilidades de liderazgo, capacidades de comunicación, colaboración y trabajo en equipo, pasión por la innovación, agilidad para aprender y para desaprender, una gran curiosidad, y que estén dispuestos a salir de su zona de confort.

Lo novedoso de este programa es que no apostamos por perfiles de ciencias de la salud exclusivamente, lo cual lo hace altamente atractivo para quienes buscan un cambio profesional al finalizar el MBA.

El programa JUMP tiene el objetivo de inspirar a los líderes del futuro

El propósito de una organización es un elemento cada vez más valorado. ¿Cuál es la misión principal de Novartis Oncology?

En Novartis Oncology tenemos una misión muy clara: reimaginar el cuidado del cáncer. Aspiramos a desempeñar nuestra actividad de una forma diferencial para llevar la medicina hacía nuevas direcciones, apoyándonos en la ciencia innovadora y en las nuevas tecnologías para transformar, no solo la forma de investigar, si no el paradigma de la atención sanitaria.
Este enfoque nos está permitiendo desarrollar tratamientos cada vez más personalizados, capaces de cambiar de forma radical la evolución de muchas enfermedades oncohematológicas, y estrategias innovadoras para hacerlos llegar al mayor número de personas y en el menor tiempo posible.

Pero nuestro compromiso con la sociedad va más allá, y queremos transformar la vida de los pacientes y sus familiares en todos los sentidos. Por ello, trabajamos activamente de la mano de profesionales sanitarios, hospitales, asociaciones de pacientes y otros actores para poner en marcha proyectos e iniciativas que contribuyan a mejorar su calidad de vida y proporcionen un acompañamiento integral a lo largo del proceso.

Trabajar en el desarrollo de medicamentos para pacientes con cáncer ha de ser muy retador. ¿En qué tipo de proyectos podrán estar involucrados los participantes?

El cáncer supone un problema sanitario de primer orden cuya incidencia está aumentando de forma exponencial debido al envejecimiento de la población y a factores relacionados con el estilo de vida: 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres tendrá cáncer a lo largo de su vida. Sin embargo, nos encontramos ante una nueva era en el tratamiento del cáncer, y hoy en día la supervivencia supera el 55% en el caso de los hombres y el 61% en las mujeres.

Los líderes que contribuirán a seguir transformando el futuro del cáncer desarrollarán su actividad en un entorno totalmente digital en el que una de las grandes ventajas competitivas será la imaginación, algo inherente al ser humano que no pueden hacer las máquinas.

En Novartis queremos capacitar a nuestros futuros líderes para ser capaces de imaginar, para pensar de forma diferencial, ir más allá y desafiar el status quo. Y pensamos que el primer paso para hacer las cosas de forma diferente es conocer en profundidad cómo se están haciendo.

A través de JUMP proporcionaremos una visión 360º de lo que hacemos desde nuestros diferentes equipos, e involucraremos activamente a los alumnos en los proyectos en los que nos encontramos actualmente inmersos, tanto desde departamentos transversales como I+D, Medicina, Legal, Compliance, Finanzas, Comunicación y Pacientes, People&Organization, Commercial Excellence.

La supervivencia al cáncer supera el 55% en el caso de los hombres y el 61% en las mujeres

Al tratarse de una multinacional, ¿de qué manera integran a los perfiles internacionales?

En Novartis operamos a través de una visión inminentemente global. Con sede principal en Basilea, contamos con un equipo de 109.000 personas de más de 145 nacionalidades diferentes que hacen posible que nuestros tratamientos lleguen a más de 750 millones de pacientes de todo el mundo.

A diario interactuamos directamente con los colaboradores de Novartis tanto de nuestra sede de Basilea como de los diferentes países en los que estamos presentes para desarrollar nuestros programas clínicos, apoyarnos en la implementación de proyectos e iniciativas e intercambiar experiencias.

Pensamos que el espacio físico en el que desarrollamos nuestro trabajo no debe determinar nuestra actividad, y que debemos estar preparados y capacitados para ser eficientes en cualquier entorno. Es por ello que apostamos por fomentar la flexibilidad entre nuestros colaboradores, tanto en el espacio como en el tiempo, con el objetivo de consolidar una cultura dinámica y globalizada. A este respecto, tenemos en marcha también varios programas de movilidad geográfica entre los diferentes países en los que estamos presentes.

Para poder progresar en la compañía es indispensable la formación. ¿Qué papel juega?

La formación es, sin duda, uno de los pilares fundamentales de nuestra estrategia de crecimiento como compañía. Y no solo porque consideramos que invertir en el aprendizaje y el desarrollo del talento de las personas que forman parte de Novartis tendrá un retorno directo en nuestra actividad, sino porque estamos convencidos de que la formación contribuye a que todos los colaboradores nos reafirmemos en nuestro propio cometido dentro de la empresa, a sentirnos profesionalmente reconocidos y valorados, a incentivar la búsqueda de la excelencia, a definir nuestros intereses y proyectar nuestro plan de carrera, y a fomentar el compromiso y el orgullo de pertenencia.

Y una vez atraído, al talento se le tiene que fidelizar. ¿De qué manera cree que un participante de este programa puede seguir vinculado a la compañía y progresar?

Efectivamente, detectar y atraer el talento son solo los primeros pasos. Retener el talento y fidelizar a las personas que contribuyen a que cada día avancemos en nuestra misión son las claves para consolidar un equipo comprometido con el éxito de la compañía.

A través de JUMP, no solo proporcionaremos los conocimientos y capacidades necesarios para liderar una compañía como Novartis, si no que diseñaremos un plan de crecimiento individualizado que cada participante podrá conducir de forma autónoma bajo la orientación y supervisión de directivos y responsables de la compañía. Cada alumno liderará proyectos transversales, estará en contacto directo con diferentes stakeholders y aportará su pensamiento estratégico y su creatividad para optimizar nuestra actividad.

A través de Jump diseñaremos un plan de crecimiento individualizado para el participante

¿Cuáles son los retos que identifica para acercar el talento universitario a las grandes compañías como la suya?

El binomio universidad-empresa es, sin duda, la fórmula de éxito para avanzar en innovación y contribuir al progreso de cualquier sector. En un mundo globalizado como el que nos encontramos, la formación y la cualificación de los futuros profesionales deben estar en constante evolución para dar respuesta a las necesidades cambiantes de la sociedad.
Hoy en día nos encontramos con posiciones que hace cinco años ni siquiera podíamos imaginar, y en otros cinco años, muchos de los empleos que actualmente parecen consolidados dejarán de existir o serán residuales.

Desde la empresa, tenemos la responsabilidad de anticipar las futuras demandas profesionales de nuestro sector y asegurarnos de que implementamos las medidas necesarias, tanto a nivel interno como externo, para atenderlas de forma eficiente. En este sentido, la universidad y las escuelas de negocio deben ser nuestras aliadas para avanzar conjuntamente y establecer sinergias que nos beneficien, no solo a ambas partes, sino al conjunto de la sociedad. Y el esfuerzo por acercar ambos ecosistemas debe ser bilateral.

Desde Novartis organizamos regularmente encuentros con las principales facultades y escuelas de negocio de nuestro país con el propósito de despertar el interés de los alumnos en un sector tan prometedor como es la industria farmacéutica.

Se trata de entornos muy estimulantes, totalmente digitalizados y en los que cada vez hay un mayor fomento de la innovación y el emprendimiento. Como empresa, creo que uno de los grandes retos que nos enfrentamos es el continuar evolucionando para mantenernos a la altura de las expectativas de los futuros profesionales y proporcionar un ambiente motivador y aspiracional en el que desarrollar un plan de carrera.

 

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
Hays
Maxxium España
Aegon
Ineco
OCU
Lidl
MC MUTUAL
Bricomart
LG Electronics
Bayer
Generali
PeopleMatters
Vodafone
Leroy Merlin
Affinity
Santalucía Seguros
Endesa
Sacyr
Prosegur
Naturgy
Vitaldent
CGI
Nationale-Nederlanden
Alten
Securitas Direct
Kiabi