Las soft skills que serán claves en la era digital

15/03/2019 · Las empresas van a seguir necesitando perfiles digitales conforme el desarrollo tecnológico y la digitalización de los negocios vayan avanzando. Dichos perfiles deberán contar con una formación transversal pero cada vez más especializada en nuevas tecnologías como en blockchain, Internet de las Cosas o inteligencia artificial. No obstante, dentro de esa lista de conocimientos también deberán aparecer una serie de habilidades ligadas a la creatividad y la inteligencia emocional.

Aunque los conocimientos técnicos vayan a ser la clave de la empleabilidad futura, son varios los expertos que aseguran, avalados por los resultados de diversas encuestas realizadas a directivos de recursos humanos y líderes empresariales, que las soft skills van a ser habilidades claves en la era digital. Tanto es así que algunos incluso las describen como la llave para evitar que determinadas posiciones (hasta ahora ocupadas por las personas) desaparezcan, como consecuencia de la automatización de procesos dentro de las empresas, haciendo así que el rol que desempeñaba el profesional hasta ese momento cambie, pero no se elimine por completo.

Un ejemplo de ello se encuentra en la programación, cuyo futuro camina en la incertidumbre debido a llegada del machine learning, una rama de la inteligencia artificial que permite que las máquinas puedan aprender por sí mismas, atendiendo a los datos recopilados de los procesos que desarrollan. De esta forma, los informáticos deberán incorporar habilidades claves como la creatividad para pensar en nuevas formas de aplicar la tecnología o para analizar los datos, a fin de garantizar su empleabilidad en un contexto en el que deberán coordinar su trabajo con softwares avanzados capaces de corregir sus propios errores.

No obstante, junto a la creatividad, un artículo publicado en el diario ABC, incluye a la lista otra serie de habilidades que también serán importantes desarrollar como la “capacidad de liderazgo, de trabajar en equipo, de resolver problemas complejos, de comunicación, de gestión de personas y planificación de tareas, de adaptarse a cualquier entorno y situación; empatía; formación constante; inteligencia emocional; o el pensamiento crítico”, entre otras.

“Las empresas tienen claro que es importante lo que sepas, pero más importante es lo que seas capaz de aprender en un futuro porque todo cambia rápida y constantemente. Muchos de los empleos del mañana ni siquiera existen”, asegura al medio Valentín Bote, director de Randstad Reseach.

¿Debe cambiar el sistema educativo español?

Otra de las conclusiones a las que también han llegado los expertos en formación es en la necesidad que hay de cambiar el sistema educativo para, de esta forma, lograr que el talento adquiera de una forma más ágil los conocimientos y competencias que las empresas demandan y que no encuentran en el mercado de trabajo actual, dando así lugar a la brecha de talento que muchos profesionales de recursos humanos afirman encontrar.

De hecho, esta es una de las premisas de las que parte un reciente informe, llevado a cabo por la Fundación Cotec para la Innovación, en el que se indica, “la oferta formativa actual del sistema educativo nacional es insuficiente para cubrir las demandas profesionales en el ámbito de Internet de las Cosas (IoT)”.

En este sentido, según el informe, aunque se espera que para 2020, haya conectados a internet “20.400 millones de dispositivos inteligentes, un 219% más que ahora” y puede llegar a haber “800.000 vacantes sin cubrir para puestos TIC”, en España “no hay ningún programa específico en Formación Profesional sobre IoT, y muy pocos grados y postgrados”, los cuales “se concentran en escuelas de ingeniería y son totalmente tecnológicos”, tal y como publica el diario ABC. “El peligro es que tengamos un sistema educativo que siga pensando que lo único relevante es la adquisición de conocimientos”, confirma al medio Valentín Bote.

De ahí que la Fundación PwC concluya en otro estudio que nuestro país carece de un sistema de educación capaz de favorecer el crecimiento personal y social del alumno, y no solo su desarrollo académico, y que sepa entrenarle para el futuro éxito laboral, siendo capaz de estar en constante aprendizaje. Junto a ello, la lista de retos es completada por la adquisición de competencias y capacidades claves, como las anteriormente citadas, la educación en diversidad y el aprendizaje activo y adaptativo.

“Hay que incorporar nuevos elementos de conocimiento como la tecnología y la digitalización. Las escuelas tendrán que organizarse de otra manera. Habrá que implantar el aprendizaje por proyectos que desarrolla muchas dimensiones: ayuda a aprender a liderar, a contribuir al equipo... La evaluación tiene que ser constante, un proceso donde se valoren conocimientos y comportamientos. El alumno será sujeto activo, formará parte de su propio aprendizaje, y el profesor un facilitador”, asegura al diario ABC, Jesús Díaz de la Hoz, Presidente de la Fundación PwC.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

CGI
PeopleMatters
OCU
Prosegur
Kiabi
Alten
Maxxium España
Adecco
Hays
Lidl
MC MUTUAL
Generali
Naturgy
Bayer
Lilly
Aegon
Vodafone
Nationale-Nederlanden
LG Electronics
Randstad
Affinity
Endesa
Sacyr
Securitas Direct
Santalucía Seguros