El trabajo durante la pandemia transforma la actitud de los empleados en torno a la empresa

02/07/2020 · El trabajo durante la pandemia ha influido mucho en las experiencias, comportamientos y actitudes de los trabajadores y, por lo tanto, en sus futuras necesidades y deseos a nivel laboral. Para entender las expectativas de los trabajadores sobre cómo se configurará el mundo laboral post pandémico, es importante también analizar la relación de los empleados y sus empleadores, la propensión hacia el trabajo híbrido, las competencias laborales necesarias y la predisposición a cambiar de empleo y sector de actividad.

En esta línea, el informe “Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo”, realizado por Grupo Adecco a nivel mundial trata de analizar el mercado laboral antes, durante y después de la pandemia en 8 países, entre ellos España, ofreciendo predicciones sobre el futuro del mundo del empleo y las nuevas oportunidades que surgen como consecuencia de la crisis del Covid-19.

En concreto, el trabajo de campo se realizó en mayo de este año con una muestra de 8.000 trabajadores de Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Reino Unido, Francia, Australia y Japón, habiendo aproximadamente 1.000 encuestados por cada país.

Confianza en las empresas

Según los datos globales del estudio, las compañías son ahora más fiables a la hora de retomar la vuelta a la normalidad y el 61% de los trabajadores encuestados reconoce que confía en que sus empresas les apoyen de nuevo en futuras crisis.

Estos datos demuestran que los empleadores se han ganado la confianza de sus empleados durante la pandemia. Según los datos globales, para 8 de cada 10 encuestados la principal responsabilidad de lograr un mejor mundo laboral después de la crisis sanitaria del coronavirus recae en el empleador. El gobierno y la responsabilidad individual quedan relegados a segundo y tercer plano, con un 73% y un 72%, respectivamente.

Un 88% afirma que sus jefes cumplieron o superaron sus expectativas durante este periodo. Las empresas son las que más confianza reciben para restablecer la normalidad en nuestro país, más que ninguna otra institución. Un 81% de las personas encuestadas identifica a su empresa como la más responsable para garantizar un mundo laboral mejor después de la pandemia. Un 79% opina que los gobiernos deben actuar. Y un 71% cree que la responsabilidad recae en ellos mismos como individuos.

Reino Unido y Australia cuentan con el mayor número de encuestados que considera que los empleadores son los responsables de restablecer la normalidad, un 86% y un 85%, respectivamente. Francia y Japón son, por el contrario, los países que menos confían en las empresas, con un 69% y un 74% de encuestados, respectivamente, que opina que son ellas las que deben actuar.

Los franceses, además, son los que menos responsabilidad atribuyen al gobierno, tan solo un 57% de los encuestados considera que los gobernantes sean responsables de restablecer la normalidad, frente al 79% de los españoles, el 80% de los australianos, el 71% de los estadounidenses o el 69% de los alemanes.

Las competencias más valoradas en un buen líder

Antes de la pandemia la inteligencia emocional ya era requerida en un buen líder. Ahora la empatía, la confianza y un nuevo enfoque en el bienestar y la creación de cultura son las competencias de liderazgo más importantes en la nueva era del mundo laboral.

Según datos globales, el 74% de los empleados quiere que sus jefes muestren un estilo de liderazgo centrado en la empatía y en una actitud de apoyo. En España, el dato se encuentra dos puntos porcentuales por encima, con un 76%. En Francia, por el contrario, tan solo un 63% de empleados valora este estilo de liderazgo como clave para los líderes del futuro post pandémico.

Confiar en el personal para hacer el trabajo es el rasgo directivo valorado como el más importante en todos los países (79%), excepto en Japón (59%), donde la capacidad de comunicación a distancia (69%) y el apoyo a la flexibilidad (60%) se califican como los más valiosos.

En España, los elementos clave para el futuro del trabajo son los siguientes:

  • Equilibrio entre el trabajo y la vida personal y contar con confianza para realizar el trabajo, valorado por el 84% de los encuestados, lo que supone 4 puntos porcentuales por encima de los datos globales.
  • Seguridad laboral, a cargo del 82% de los encuestados (4 puntos porcentuales por encima de los datos globales.)
  • Flexibilidad en el horario de trabajo, valorado por el 81% de la muestra (6 puntos porcentuales por encima de los datos globales.)
  • Mantener un buen estado de salud, que valora el 80% de los encuestados españoles (7 puntos porcentuales por encima de los datos globales.)

En países como Estados Unidos, prima más la buena relación con los superiores, así lo afirma un 83% de los encuestados, frente al 72% global o al 77% en España. Japón, por el contrario, apenas valora este factor, solo un 46% de los encuestados nipones expresa que la relación con sus jefes sea clave para el desarrollo de su trabajo.

la empatía, la confianza y un nuevo enfoque en el bienestar y la creación de cultura son las competencias de liderazgo más importantes en la nueva era

Preferencias por el teletrabajo según los países

Desde el estallido de la crisis del Covid-19 en el mundo entero, la mayoría de las empresas se vieron forzadas a instaurar el teletrabajo. Esta situación marcó un antes y un después, pues hasta ese momento, y según recoge un estudio llevado a cabo por el Adecco Group Institute, en el último trimestre de 2019, sólo un 7,9% del total de ocupados en España teletrabajaba al menos una vez a la semana desde casa.

Ahora mismo, el trabajo en remoto ha pasado a ser la primera opción tanto para empleados como para empresas y el mundo está listo para instaurar el trabajo híbrido. Así, un 77% de todos los empleados encuestados a nivel global piden mayor flexibilidad en el puesto de trabajo como consecuencia de la crisis y un 74% afirma que la mejor manera para conseguir avanzar en su puesto de trabajo es, sin duda, el poder combinar el trabajo a distancia con el trabajo en la oficina.

En España, la flexibilidad adquiere más importancia si cabe. 8 de cada 10 empleados de nuestro país consideran que es un factor clave para el futuro del trabajo. También son más los que afirman que el modelo ideal es aquel que combina el teletrabajo con el trabajo en oficina, un 77% de los encuestados españoles (3 puntos porcentuales más que el dato global) así lo expresa.

El resto de los países europeos también valora la flexibilidad, ya que todos ellos se mueven en porcentajes muy similares a los globales y al español, con un 71% de los franceses, un 77% de los alemanes, un 79% de los italianos y otro 79% de los británicos que lo consideran crucial para el mundo laboral tras la pandemia. Australia y Estados Unidos también valoran este factor al alza con un 82% y un 83% de sus encuestados, que, respectivamente, lo incluyen entre los aspectos clave del fututo del trabajo. En Japón, sin embargo, tan solo un 64% de los encuestados defiende que sea imprescindible implantar más flexibilidad laboral.

el trabajo en remoto ha pasado a ser la primera opción tanto para empleados como para empresas y el mundo está listo para instaurar el trabajo híbrido

Por su partem los empleados de Australia, Italia, España y EE.UU. reconocen ciertas mejoras en el trabajo durante la pandemia, mientras que los de Francia, Alemania y Japón afirman haber vivido una experiencia más negativa. Aun así, los datos globales demuestran que, a causa del teletrabajo, las competencias digitales de los empleados en el mundo han mejorado, o así lo sienten un 59% de encuestados.

En España, la sensación de mejora es mayor, puesto que un 64% de los encuestados de nuestro país reconoce haber perfeccionado sus competencias digitales. Los franceses son los más negativos, con tan solo un 37% de acuerdo con esta afirmación.

Consideren o no que durante la pandemia han mejorado sus competencias digitales, un 69% de los encuestados afirma que es esencial hacerlo en el futuro post pandémico. En España, el porcentaje aumenta y se convierte en el más alto, con un 79% de las personas encuestadas que así lo desea. Francia y Japón son de nuevo los países que menos importancia le dan a este tipo de formación con un 62% y un 53%, respetivamente.

En nuestro país, además de la formación digital, los empleados demandan una mejora de competencias en las siguientes áreas:

  • Gestión del trabajo en remoto, un 78% de encuestados frente al 65% global.
  • Desarrollo de soft skills, un 73% de encuestados frente al 63% global.
  • Uso de plataformas/sistemas corporativos, un 72% de los encuestados frente al 65% global.

El acceso a recursos y clases de bienestar físico o fitness es el menos valorado en España, con un 64% de encuestados que sí lo ve esencial. A pesar de ser el elemento menos demandado en nuestro país, el número de empleados interesados en él continúa siendo superior al global (58%) y lo supera solo el dato de EE.UU., con un 67%.

Cambio de trabajo y de sector de actividad profesional

Con los cambios de percepción y las nuevas necesidades básicas que surgen tras la pandemia, muchos trabajadores empiezan a plantearse si sus trabajos les llenan y les hacen sentirse orgullosos o si, por el contrario, se sentirían más útiles cambiando de sector.

En términos globales, 8 de cada 10 trabajadores encuestados querrían continuar en la misma empresa, y la mitad de ellos lo haría en su actual puesto de trabajo, mientras que un 30% buscaría mejorar su puesto y sus condiciones actuales. Los italianos son, con un 38%, los más propensos a plantearse un cambio de empleo.

Tan solo 2 de cada 10 trabajadores en el mundo afirman sentir la necesidad de cambiar de trabajo tras la experiencia durante la pandemia. De ese 20%, un 9% buscaría nuevas oportunidades en el mismo sector, mientras que un 11% estaría dispuesto a cambiar de actividad.

En términos globales, para aquellos que cambiarían de actividad, la gestión y la consultoría y la tecnología son los destinos más deseados. El periodismo, la hostelería y la limpieza son los sectores menos atractivos para los empleados que valoran dar un giro en su carrera.

Tan solo un 9% de los encuestados cambiaría de trabajo y de sector

La situación en España no varía mucho en comparación con la global. Tan solo un 9% de los encuestados cambiaría de trabajo y de sector, mientras que, del 91% restante que no cambiaría, el 7% sí que lo haría de puesto. El 51% se quedaría en el mismo sector y el 34% buscaría ascender en la misma empresa.

El sector más atractivo para aquellos que se plantean cambiar de actividad en España, es, sin embargo, el sector educativo, que en términos globales solo resulta interesante para un 7% de los encuestados. En Francia, se decantan más por el sector de la consultoría, al igual que en Australia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. En Italia y Japón optarían por la ingeniería y manufactura.

Por otro lado, tan solo un 16% del total de los encuestados afirma que la pandemia le ha hecho replantearse su carrera y únicamente un 10% de ellos cambiaría de sector porque valora positivamente el desempeño de otros diferentes al suyo después de la crisis.

En España los datos no distan mucho de los globales. Tan solo un 18% afirma que el Covid-19 le ha hecho replantearse su carrera y, de nuevo, únicamente un 10% cambiaría de sector de actividad. En términos globales, las razones que más motivan el cambio de sector son las siguientes: darle un giro a mi carrera profesional (40% de los encuestados), adquirir nuevas habilidades (29%), mejorar el equilibrio entre trabajo y vida personal (25%) y por la valoración positiva del sector al que querrían cambiarse (22%).

Las razones más repetidas entre aquellos españoles que le darían un giro completo a su carrera profesional cambiando de sector son las siguientes:

  • Darle un giro a su carrera: 48% de los encuestados, 2 puntos porcentuales por encima de la media global.
  • Mejorar el equilibrio entre trabajo y vida personal: 27% de los encuestados, 8 puntos porcentuales por encima de la media global.
  • Valoración positiva del sector al que querrían cambiarse: 24% de los encuestados, 9 puntos porcentuales por debajo de la media global.
  • Adquirir nuevas habilidades: 20% de los encuestados, 2 puntos porcentuales por debajo de la media global.

Cambiar de trabajo, pero no de sector de actividad profesional

En términos globales, tan solo un 19% de la muestra afirma que el coronavirus le ha hecho replantearse su carrera y únicamente un 7% cambiaría de empleo porque valora positivamente a otras empresas de su sector tras de la pandemia.

Los trabajadores españoles, junto con los australianos, fueron los que más sufrieron el impacto de la crisis sanitaria, lo que podría llevarlos a un cambio de carrera. En nuestro país, así lo afirma un 24% de los encuestados. Los italianos y los japoneses, por el contrario, afirman no sentirse tan impactados y se plantean, en menor medida, el giro en sus carreras profesionales.

Según los datos globales, los trabajadores que cambiarían de empleo, pero sin dar un salto de sector en el que desarrollan su actividad profesional defienden que lo harían, de nuevo y, sobre todo, por darle un giro a su carrera y por adquirir nuevas habilidades.

Tan solo un 18% afirma que el Covid-19 le ha hecho replantearse su carrera

Aunque en España la primera razón que motiva el cambio es también el dar un giro a la carrera profesional (37% de los encuestados, 1 punto porcentual por encima de la media global), los siguientes valores más repetidos están más relacionados con las condiciones laborales:

  • El salario en otras empresas del sector va más en línea con lo que busco – 41% de los encuestados, 16 puntos porcentuales por encima de la media global.
  • El salario en otras empresas de mi sector mejorará en el futuro – 35% de los encuestados, 16 puntos porcentuales por encima de la media global.

La seguridad de otras compañías de la competencia tras la crisis también es una razón de peso para un 15% de españoles y norteamericanos. En Francia, sin embargo, tan solo un 6% de los encuestados se preocupa por este aspecto y hacen más referencia a la valoración positiva de otras empresas (11%) como razón primordial para el cambio.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Randstad
Vodafone
Santalucía Seguros
OCU
Bricomart
Lidl
Affinity
PeopleMatters
Aegon
Securitas Direct
Maxxium España
CGI
Kiabi
MC MUTUAL
Nationale-Nederlanden
Endesa
Leroy Merlin
Naturgy
LG Electronics
Sacyr
Generali
Ineco
Prosegur
Bayer
Hays
Vitaldent