La revolución del Smart Working y los puestos de trabajo digitales

11/03/2021 · La necesaria digitalización empresarial provocada por las exigencias del nuevo escenario económico y social, la proliferación de nuevos modelos de negocio y de nuevas formas de producción, el aumento exponencial del teletrabajo y del trabajo en movilidad impulsado en gran medida por la entrada en vigor de la nueva Ley de regulación del Teletrabajo y, por supuesto, el efecto COVID como acelerador de una realidad que parece consolidarse día a día, han generado en los últimos meses toda una revolución en lo que al entorno laboral se refiere.

Sin duda, un nuevo paradigma que cambiará nuestra manera de trabajar en la era post COVID-19, y ante el que –así lo aseguran los expertos- el llamado Puesto de Trabajo Digital se postula esencial para cualquier compañía que quiera seguir siendo competitiva, no solo posibilitando al empleado una nueva experiencia digital, sino también –y fundamentalmente- dotándole de las herramientas y recursos necesarios para comunicarse con cualquier persona y acceder a información y servicios desde cualquier lugar y en cualquier momento, mejorando así su productividad, su conciliación, su compromiso, su colaboración... y, por ende, asegurando la continuidad del negocio e incrementando los resultados de la compañía.

En este contexto, la APD y Vodafone Business, con la colaboración especial de Microsoft, han publicado el informe"Puesto de Trabajo Digital: Llega la revolución del Smart Working", en el que desvelan qué puede hacer el Puesto de Trabajo Digital en la organización.

Un imperativo de presente y de futuro

Impulsado por grandes avances tecnológicos –IA, IoT, Machine Learning, Cloud, 5G, Big Data, Data Analytics, RV, RA...-, pero también por importantes cambios en los hábitos y comportamientos de la fuerza laboral del momento actual, lo cierto es que el Puesto de Trabajo Digital es hoy ya una realidad convertida en imperativo para un gran número de compañías que buscan potenciar su manera de trabajar y aprovechar al máximo las oportunidades que la tecnología puede brindarles para aplicarlas a su estrategia de negocio, respondiendo además a un entorno laboral que demanda, a todas luces, un cambio.

Según datos ofrecidos por Vodafone Business, actualmente el 36% de los empleados dedica al menos un día a la semana a trabajar fuera de la oficina, el 51% admite no estar de acuerdo con las políticas corporativas que restringen el uso de su propia tecnología y más del 66% reconoce enviar regularmente archivos de empresa al correo electrónico personal para poder trabajar desde casa.

Por si esto fuera poco, las expectativas en torno al Puesto de Trabajo Digital de cara al futuro no parece que vayan a reducirse, sino todo lo contrario según argumentan los expertos, y es que múltiples factores fomentarán, aún más, la consolidación de este paradigma.

Tal y como asegura un reciente informe publicado por Fujitsu en colaboración con la consultora PAC, “para 2025 los millennials representarán más del 50% de la fuerza laboral y redefinirán la cultura corporativa en torno a modelos flexibles y abiertos, a la colaboración y a los datos. El trabajo en remoto y los freelancese establecerán como la norma, y las empresas modificarán drásticamente el tamaño y la apariencia de la oficina donde debe prevalecer un nuevo enfoque de salud y bienestar”.

Así, desde la firma japonesa inciden en el hecho de que “la tecnología desempeñará un papel vital para ayudar a las empresas a permitir este cambio, respaldando nuevos modelos de colaboración y co-creación a la vez que ofreciendo una experiencia de usuario segura, inteligente y altamente personalizada”.

Sin embargo, la aplicación del Puesto de Trabajo Digital tiene también otras muchas implicaciones realmente positivas en el momento actual en torno a valores cada vez más demandados por los nuevos perfiles: la sostenibilidad que aporta el teletrabajo y el trabajo en movilidad -con un impacto directo en el medioambiente en general y en el entorno en el que operan las compañías en particular-; el engagement y el valor añadido en materia de captación de talento y de conciliación, gracias a la ubicuidad que permiten las soluciones tecnológicas y a la generación de un ambiente más digitalizado;

Y, por supuesto, el empoderamiento del empleado, situando a las personas en el centro de la estrategia y dotándolas de las herramientas que le proporcionen una mayor capacidad de colaboración y una mejor toma de decisiones con el fin último de transformar las organizaciones en entidades más flexibles, productivas y eficientes.

Ya en 2016 la consultora Gartner aseguraba que en 2020 la mayor fuente de ventaja competitiva para el 30% de las organizaciones procedería de la capacidad de los trabajadores para explotar de forma creativa las tecnologías digitales.

Por último, tras un periodo provocado por la COVID-19 en el que cerca del 80% de las empresas ha tenido que recurrir a nuevas formas de trabajo para dar continuidad a su actividad, el pasado 13 de octubre entraba en vigor el Real Decreto Ley que regula el trabajo a distancia aprobado por el Gobierno el 22 de septiembre.

Esta nueva normativa supondrá un auténtico acelerador del Puesto de Trabajo Digital, abriendo la puerta a una nueva relación entre empresas y trabajadores sobre la base de las más novedosas tecnologías y la flexibilidad laboral.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Vodafone
Generali
LG Electronics
Sacyr
Vitaldent
Nationale-Nederlanden
Prosegur
Bayer
Aegon
Randstad
OCU
CGI
Endesa
PeopleMatters
Maxxium España
Lidl
Kiabi
Ineco
Bricomart
Santalucía Seguros
Leroy Merlin
Securitas Direct
Affinity
MC MUTUAL
Hays
Naturgy