¿Riesgo u oportunidad? Cómo ven los españoles el fenómeno de la automatización

08/03/2019 · “La robótica destruirá millones de empleos”, anticipan los más pesimistas respecto al impacto que tendrá la automatización en las empresas. “El desarrollo tecnológico creará nuevos roles e incentivar el trabajo”, declaran quienes ven en la era digital tan solo una nueva revolución que traerá condigo la creación de 133 millones de nuevos empleos, tal y como de hecho aseguró el Foro Económico Mundial, hace unos meses. Pero, ¿qué opinan los trabajadores españoles de este fenómeno?

Según revelan en un informe la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), el sindicato UGT, Randstad y el observatorio Future for Work Institute, aunque las predicciones de diferentes expertos e instituciones no coinciden respecto al número de puestos de trabajo que pueden destruirse, crearse o transformarse como consecuencia de la automatización, existe un consenso generalizado en que un número importante de trabajadores necesitará un significativo proceso de recualificación profesional para preservar su empleabilidad.

En este contexto, como resultado de una encuesta realizada en 1.559 trabajadores en activo residentes en España, el estudio concluye que solo uno de cada cinco trabajadores españoles cree que las máquinas pondrán en riesgo su empleo, de aquí a diez años. De hecho, la proporción de personas se declaran “muy preocupadas” por dicho reemplazo, es doble entre quienes realizan trabajos menos complejos, frente a las que llevan a cabo tareas más complejas. Una tendencia que se invierte al preguntar por la confianza que tienen en los beneficios que la automatización a aportará a sus empleos, siendo las personas que realizan trabajos menos complejos las menos convencidas de ello.

De hecho, el informe también concluye: “Las personas con trabajos más complejos que se sienten más amenazadas por la posibilidad de ser reemplazadas a corto plazo por máquinas o software son las que más tienden a anticiparse y prepararse para los cambios futuros de una manera personal y creativa”. Además, añade: “Se observa una relación negativa entre la preocupación de los participantes por anticiparse y prepararse para los cambios del futuro y su antigüedad en su empresa. A mayor antigüedad, menor preocupación”.

En esta línea, el estudio destaca que el nivel de formación es otro de los factores condicionantes para sentirse más seguros frente al desarrollo tecnológico y su posible impacto. De este modo revela que “a mayor nivel de estudios las personas tienden a preocuparse menos por el riesgo de perder su trabajo o porque su futuro laboral se vaya a ver perjudicado por causa de la automatización”.

Precisamente, Santiago García, fundador de Future for Work Institute, destaca este resultado, asegurando: “Nos llama mucho la atención la diferencia entre el porcentaje de trabajadores que dicen estar muy preocupados porque sus trabajos puedan ser reemplazados por máquinas o software y el porcentaje de empleos que diferentes estudios prevén que serán eliminados como consecuencia de la automatización. O bien esos estudios pecan de alarmistas, o bien los trabajadores españoles no son del todo conscientes del alcance y velocidad con que se están produciendo esos cambios”.

“La sociedad en conjunto debe poner un gran énfasis en el aprendizaje a lo largo de la vida para hacer frente a los desafíos de la automatización. En particular, con las personas que realizan trabajos poco complejos, ya que el informe muestra que son las que menos tienden a actualizar sus conocimientos y anticiparse a los cambios en el trabajo”, añade Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, que también indica: “Hay que buscar el modo de transmitir a todos los trabajos la necesidad de seguir aprendiendo a lo largo de la vida, algo que cualquiera puede hacer, cada uno en su medida y de modo progresivo”.

También la posición dentro de una organización determina la confianza depositada en el futuro del mercado laboral. Así, son los directores, gerentes y profesionales científicos e intelectuales, los se sienten menos amenazados por la automatización. En el lado contrario aparecen las personas que realizan tareas de apoyo administrativo, oficiales, operarios y trabajadores de los servicios.

Asimismo, por áreas funcionales, los profesionales de las áreas de administración, contabilidad, finanzas, atención a clientes y usuarios, compras, logística, calidad y fabricación son los que sienten un mayor riesgo de ser desplazados por máquinas o software; en comparación con los profesionales de las áreas de marketing, recursos humanos, legal y dirección general, que son los que se sienten menos amenazados.

Resulta muy llamativo que para la mayoría de los trabajadores no se detecte una gran preocupación por lo que esta transformación les puede provocar, incluso en el corto plazo. En qué medida esta ausencia de inquietud es manifestación de un comportamiento racional –al fin y al cabo estoy destacando que en las revoluciones pasadas los impactos positivos pesaron infinitamente más en la balanza que los negativos– es algo que solo el tiempo podrá responder”, concluye Valentín Bote, director de Randstad Research.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

MC MUTUAL
Kiabi
Nationale-Nederlanden
Maxxium España
Lilly
Bayer
Hays
Affinity
Vodafone
Lidl
Generali
Alten
Santalucía Seguros
Sacyr
Prosegur
Securitas Direct
PeopleMatters
Randstad
Endesa
Adecco
Aegon
OCU
LG Electronics
Naturgy
CGI