Invertir en formación es hacerlo en competitividad profesional

Pau Roig Cava,
Corporate Partnership Director
EADA

20/02/2019 · La formación es uno de esos muchos ámbitos que, en la actualidad, está teniendo que adaptarse a los cambios que el desarrollo tecnológico, la evolución del propio mercado de trabajo y las nuevas tendencias marcadas por las nuevas generaciones están trayendo consigo. Sin embargo, aunque el futuro todavía es demasiado incierto y la transformación está sometida a constantes cambios, lo único que está claro es que la capacitación del talento seguirá siendo clave para mantener la propia empleabilidad profesional, así como la competitividad de las empresas. Así lo defiende Pau Roig Cava, Director de Relaciones Corporativas de EADA, quien ha detallado los cambios que ha ido introduciendo la escuela de negocios tanto en su oferta formativa como en la forma en la que se diseña, teniendo en cuenta las propias necesidades del talento actual pero también las de las propias empresas y al público al que se dirigen.

EADA centra una parte de su oferta formativa en Executive Education. ¿Qué tipo de talento atraen con estos programas y de qué sectores?

Es muy interesante observar como cada vez más atraemos un perfil más diverso. Hemos identificado que ya no sólo se acercan a la escuela perfiles “habituales” del management en la edad “esperada”, sino que cada vez tenemos perfiles antinaturales para una Escuela de negocios como las ciencias o letras; y a la vez cada vez son o más jóvenes o más mayores de lo habitual.

La formación es la única alternativa que garantiza nuestra competitividad profesional

Y es que todos ellos son conscientes que ante un mundo en cambio permanente, la formación es la única alternativa que garantiza nuestra competitividad profesional. Se trata de actualizar aquello que sabemos, desaprender lo que ya no nos sirve y actúa de freno, y seguir mejorando nuestras competencias profesionales. En resumen, aquello que nos define y nos hace realmente competitivos ante una máquina o un centennial.

¿Cómo ha evolucionado este perfil de talento en los últimos años?

Cada vez son más exigentes, piden formación práctica y que responda a una necesidad profesional clara del mercado. Hemos pasado de un talento que se conformaba con la transmisión de conocimientos a través del método del caso a un talento que exige mucho más.

Del “learning” pasamos al “learning by doing” y, a veces, al “learning by playing”

Del “learning” pasamos al “learning by doing” donde el participante debe ser el centro, e incluso a veces llegando al “learning by playing”. El trabajo en red y la participación en clase con un profesor-moderador son imprescindibles. La tecnología está presente en todo momento. Cada minuto vivido en la clase debe compensar el coste de la presencialidad. Y todo ello en un entorno complejo y sumamente cambiante. Dar buenas clases resulta cada vez más una tarea más retadora y a la vez más estimulante.

El hecho de que, en ocasiones, la decisión de matricularse en estos Programas Executive parta de la empresa y no del propio profesional, ¿cómo afecta a su oferta académica?

Es una gran oportunidad, para nosotros, como escuela de negocios, y evidentemente para el profesional. En EADA no contemplamos ya crear programas formativos que nazcan únicamente de la visión académica, sino que nacen de un co-diseño realizado entre el mundo empresarial y la academia. Esto nos ayuda mucho hacer más competitiva nuestra oferta formativa.

El cómo se diseñó el programa “Accelerating Stem Talent” de EADA me parece un excelente ejemplo de vinculación empresa-academia

Un ejemplo de ello es el programa “Accelerating Stem Talent, dirigido a perfiles STEM para formarlos en Soft Skills. El programa nace de una demanda clara realizada por empresas del sector: la dificultad para hacer crecer y retener el talento STEM. En el diseño del programa han participado empresas como Schneider, Scytl, HP, Idibell, Seidor, y ahora son ellas las que están aportando alumnos y haciendo difusión. Me parece un excelente ejemplo de vinculación empresa-academia.

A nivel de competencias socio-laborales, ¿cuáles cree que son claves en un profesional que aspire a dirigir equipos o un área de negocio?

Todas aquellas competencias que una máquina no pueda hacer mejor (por ahora) y que estén acorde con el nuevo siglo. La creatividad llevada a innovación, la capacidad de empatía y su adecuada gestión, el valor de una comunicación sana no infointoxicada, la capacidad de alternar el rol de delegar, de ejecutar o de liderar y por encima de todas la capacidad de ser un agente de cambio.

La mejor manera de responder a esta pregunta es ver como son y cómo trabajan nuestros hijos. Por ejemplo, la capacidad que tienen de trabajar “en voz alta”, es decir, compartiendo on-line al minuto aquello que hacen sin filtros; y contrastarlo con la forma de trabajar de las empresas tradicionales: la información es poder. Todas las empresas confiesan tener problemas de comunicación interna, pero nunca verás este problema en un equipo de la nueva economía.

El eje central del nuevo Executive MBA de Eada es formarte para que seas un verdadero impulsor del cambio

O por ejemplo, la capacidad de construir redes de interés sin tener aún el proyecto. Dedican mucho tiempo a tener conversaciones inteligentes con personas con talento. Y cuando llega un proyecto, en nada te montan el equipo. Por el contrario, las empresas tradicionales funcionan al revés: definen la estrategia, diseñan el proyecto y buscan a las personas que lo desarrollen. Cuando llegan a este punto nuestros jóvenes ya llevan meses trabajando en él…

Pero como decía, desde mi punto de vista, la competencia que más peso puede tener en el futuro es el de ser agente del cambio. El eje central del nuevo Executive MBA de Eada es formarte no para que sustituyas a tu jefe (versión clásica del emba) sino para que hagas aquello que nadie sabe o puede hacer en tu compañía, para que seas un verdadero impulsor del cambio. En un mundo de cambio el único elemento seguro será el cambio, y los profesionales que sepan hacer de eso una ventaja competitiva tienen el futuro asegurado.

Eso les obliga a estar en permanente contacto con las empresas. ¿Cómo vehiculan esas alianzas?

El desarrollo del talento es el elemento competitivo más importante de cualquier empresa. Y esa es la función que debería tener cualquier escuela de negocios, universidad o centro formativo que desee ofrecer un servicio de calidad al sector empresarial. Y no hay mayor secreto que el de saber escuchar, el querer escuchar.

El desarrollo del talento es el elemento competitivo más importante de cualquier empresa

Mi función como partnership director en EADA es el de escuchar a las empresas, entender la problemática y las dificultades que tienen para hacer crecer su talento o incluso retenerlo.

Una de las prioridades de los profesionales que asisten a Programas Executive es la generación de contactos profesionales. ¿Pueden detallar iniciativas que lleven a cabo en este ámbito?

Las personas que confían en EADA buscan un desarrollo profesional que les permita mejorar su competitividad laboral. Los contenidos, el networking, el desarrollo de soft skills, el prestigio de un título académico de una marca reconocida en el mercado, todos son elementos que persiguen un único objetivo: promocionar, encontrar un mejor trabajo o garantizar mi empleabilidad en el futuro.

Los contactos profesionales son una pieza más de los que compran un programa en EADA pero nos equivocaríamos si pensásemos que este elemento es definitivo. No lo infravaloro ni digo que no sea importante, de hecho, hay grandes competidores de EADA que saben que este es uno de sus principales anclajes, pero también digo que es un elemento competitivo frágil para el futuro.

El contacto profesional puede ayudar, pero en ningún caso podrá consolidarte profesionalmente

Como he dicho antes, hay una nueva forma de hacer networking gracias a la extensión de la tecnología mucho más eficiente y efectiva. Cada día aparecen nuevos espacios, nuevas apps, el mimo linkedin, en su versión de “sales navigator”, es sorprendentemente eficaz para potenciar contactos interesantes.

Como EADA preferimos potenciar tu desarrollo profesional, acompañarte hasta la puerta de tu próximo salto profesional y que seas tú, por tus propios méritos, quien finalmente lo consiga. El contacto profesional puede ayudar a dar este salto, pero en ningún caso podrá consolidarte profesionalmente.

Como escuela de negocio han de estar en permanente contacto con el tejido universitario y empresarial. ¿Cree que existe un gap entre lo que las empresas demandan y por el otro, lo que las universidades y escuelas de negocio ofertan hoy en día?

Lo hay, sin duda. En un mundo VUCA es complicado que la rigidez del mundo académico se adapte suficientemente rápido a este entorno. Es un mal que debemos corregir, universidades y escuelas de negocios si queremos en el futuro seguir siendo competitivas.

EADA se encuentra en el top 50 del mundo y top 30 de Europa de las mejores escuelas de negocios, según el ranking del Financial Times

Afortunadamente en EADA, como fundación privada y centrada sólo en la formación de postgrado, sin ser demasiado grandes ni demasiados pequeños, estamos reaccionando bien. Hemos lanzado una interesante oferta formativa on-line de gran nivel (MBA, Master en RRHH y en Operaciones), cosa que, siendo top 50 del mundo y top 30 de Europa según el prestigioso ranking del Financial Times, no veo en muchos de nuestros competidores superiores. Este curso académico hemos lanzado programas muy innovadores para el sector como el Postgrado en Blockchain (junto a BITBCN), HR Analitycs, Postgrado en Coaching, o toda la oferta del EADA Trend Lab. A nivel internacional, el Master en Sustainable Business está resultando un gran atractivo y sólo en dos años hemos consolidado un posicionamiento interesante del programa.

¿Hacia dónde cree que evolucionará la formación ejecutiva?

Hacer una apuesta en este sentido es sumamente arriesgado tal y como va todo. Sin embargo, hay cosas que se ven bastante claras ya. La más evidente, aunque no por ello menos importante, es que la formación será imprescindible. Desconozco el formato (atención al podcast), el cómo va a ser consumida, si va a existir un spotify de la formación y su modelo de negocio, pero tengo muy claro que el pastel del mercado de la formación ejecutiva va a ser gigantesco. En la cesta de la compra de cualquier profesional estoy convencido que una parte importante de su salario deberá invertirse en la formación, mucho mayor de lo que se invierte a día de hoy.

A la vez, esta formación deberá tener reconocimiento inmediato en el mercado de trabajo. La marca de quien acredita la formación será importante pero no tanto como los conocimientos y lo que se supone que sabes hacer con eso. Tu red será también un gran acreditador de tus competencias siendo la tecnología blockchain un gran validador. Formación flexible, de rápido consumo y en permanente actualización.

En el futuro, la formación ejecutiva será flexible, de rápido consumo y estará en permanente actualización

Y atención ante tanta tecnología, visualizo también un peso importante a la formación presencial en el desarrollo del yo como persona y profesional, como líder o como padre/madre de familia. En EADA hemos empezado a incorporar en nuestros programas ejecutivos elementos como el mindfullness, el deporte o la dieta, porque está comprobado que nuestras competencias profesionales mejoran si tenemos una visión holística de nuestra vida.

TAGS: formación | EADA

ENVIAR ENTREVISTA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Adecco
Lidl
Alten
Vodafone
LG Electronics
MC MUTUAL
Bayer
Securitas Direct
Leroy Merlin
Randstad
Lilly
Santalucía Seguros
Endesa
OCU
Aegon
CGI
PeopleMatters
Hays
Vitaldent
Naturgy
Nationale-Nederlanden
Sacyr
Maxxium España
Prosegur
Generali
Kiabi
Affinity