El 55% de los trabajadores españoles cambiaría de trabajo por un mayor salario

30/01/2017 · Adecco, experto gestión de Recursos Humanos, y el portal de empleo Infoempleo han analizado las impresiones de candidatos a un empleo y trabajadores sobre del mercado laboral actual y del futuro. Para ello, han realizado una encuesta a 8.478 personas en España y entre los resultados destaca cómo el 95,6% no cree que vaya a jubilarse en su actual empresa.

El mercado de trabajo es el lugar donde la oferta y la demanda de empleo se encuentran y se cruzan. Sin embargo, en los últimos años se habla de la desconexión que existe entre ambas partes, ¿cuánto hay de cierto en esa información?

Con el objetivo de tomar el pulso al mercado laboral y de obtener una imagen lo más fiel posible de la situación actual del empleo en España, Adecco e Infoempleo han querido analizar en profundidad a uno de los dos grandes protagonistas, los candidatos, así como sus impresiones acerca del mercado laboral actual y del futuro. Así ven los profesionales en activo el mercado laboral.

La mitad de los trabajadores no está contento con su actual empleo

Como consecuencia de la crisis económica que estalló en 2008, el mercado laboral ha experimentado multitud de cambios en muy poco tiempo. Cambios que han afectado de manera negativa a una gran parte de los trabajadores, que han visto cómo se reducían plantillas, se disminuían salarios e incluso se modificaban sus condiciones contractuales.

En este contexto, se preguntó a los profesionales en activo cómo se sienten en su actual puesto de trabajo, y casi la mitad de ellos (el 49,5%) reconoce no estar contento con su actual empleo: el 35,7% ha iniciado una búsqueda activa de empleo, el 8% todavía no está buscando otro trabajo, pero lo hará, y el 5,8% tiene claro que quiere dar un giro a su carrera profesional.

El 43,7%, en cambio, sí valora positivamente su empleo. De hecho, el 17,6% no tiene pensado cambiar de trabajo por el momento, y el 26,1%, aunque está contento, cree que en unos años le apetecerá cambiar de proyecto profesional.
Tabla 1. Nivel de satisfacción de los trabajadores con su actual empleo

Aunque la mitad de los trabajadores no está satisfecha con su actual empleo, las responsabilidades inherentes al puesto no son el problema, al menos para el 65,1% de ellos. El 34,9%, en cambio, no está satisfecho con sus actuales funciones dentro de la empresa.

Por otra parte, la mitad de los trabajadores (el 49,4%) piensa que el puesto que ocupa está por debajo de su formación o cualificación, cifra ligeramente superior a la de las personas que sí creen que ocupan el cargo adecuado en base a sus estudios (48,1%). Sólo un 2,4% considera excesivo su puesto en relación a su formación.

El salario y el desarrollo profesional, motivos para cambiar de empleo

Preguntados por las razones que les llevarían a decidirse o no por un cambio de empleo, los trabajadores españoles lo tienen la claro. El principal motivo a tener en cuenta sería el salario (55,6%), seguido de las oportunidades de desarrollo profesional (49,6%), la conciliación entre vida personal y profesional (46,8%) y el ambiente de trabajo (40,3%).

En menor medida, los profesionales se decantarían por un cambio de empleo si les ofreciesen un contrato indefinido o permanente (29,3%), si en él tuvieran oportunidades de aprendizaje (21%) y si la ubicación de la compañía fuese la adecuada (20,7%). En cambio, no darían mucha importancia a la reputación de la empresa (6,6%), a la cultura de la organización (9,1%), ni a los beneficios o incentivos competitivos (10,9%).

El 56,9% no cree que vaya a ser despedido en los próximos meses

Más de la mitad de los trabajadores no teme perder su puesto de trabajo en los próximos meses. Sin embargo, el 43,1% restante sí que ve posible ser despedido a corto plazo. Entre los principales motivos, la existencia de un contrato temporal o de obra y servicio (28,3%), los problemas financieros de la compañía, que podrían llevarla al cierre o la quiebra (6,3%), las previsiones de reducción de plantilla (5,4%) y la mala relación con sus responsables (3,2%).

Aunque la mayoría de profesionales cree que a corto plazo seguirá trabajando en la misma empresa, a largo plazo la cosa cambia. El 95,6% no cree que vaya a jubilarse en su actual compañía, aunque al 22,4% le gustaría que así fuera. Por tanto, sólo un 4,4% piensa que seguirá trabajando en la misma empresa hasta que se jubile.

Las perspectivas de futuro de los trabajadores españoles no son especialmente positivas. El 51,8% de ellos piensa que encontrar oportunidades de empleo en los próximos años será tan difícil como en la actualidad y el 34,4% cree que lo será aún más. Tan sólo un 13,8% ve que el mercado de trabajo se está moviendo y que en ese plazo será más sencillo encontrar un nuevo puesto de trabajo.

El jefe ideal para los trabajadores españoles

Las habilidades que más valoran los profesionales en un líder o un jefe son la confianza en el equipo, tal y como señala el 36,5% de los encuestados, el respeto, con un 35,1%, la resolución de problemas o conflictos, con un 33,6%, la propia capacidad de liderazgo, con un 32,1%, y las habilidades comunicativas, con un 30,9%.

También es relevante para ellos la capacidad de escucha de sus superiores (27,3%), la motivación (25,7%), su preparación profesional (24,9%), su proximidad, cercanía o accesibilidad (22,3%), que tengan una actitud positiva (21,3%) y su ética e integridad (20,3%).

Otros aspectos que tienen en cuenta y que se acercan a su concepto de jefe ideal son la honestidad (19,1%), la inteligencia emocional (16,9%), la asunción de responsabilidades (16%), la visión estratégica (11,2%) y la flexibilidad (10,6%).
En cambio, la orientación a los resultados (6,7%), la proactividad (6,7%), la seguridad (7,1%) y la disciplina (7,1%) quedan en un segundo plano.

8 de cada 10 desempleados no han rechazado ningún trabajo desde que están en paro

La crudeza de la crisis sigue todavía muy presente en la sociedad española, especialmente entre las personas que actualmente se encuentran sin empleo. Tanto es así que el 78,1% de ellos no ha rechazado ningún empleo desde que está en paro, aunque el 69% lo haría en determinadas circunstancias. Uno de los motivos que les influirían a la hora de rechazar un empleo sería la realización de un trabajo sin alta en la Seguridad Social, tal y como señala el 37,6% de los desempleados encuestados. También lo haría el 24,9% si le ofrecieran un salario insuficiente.

El cambio de residencia sería un problema para el 18,9%, que no dudaría en rechazar una oferta de trabajo si se dieran esas circunstancias, así como el tipo de contrato para el 14,5% o la duración de la jornada laboral para el 10,9%. En menor medida, el 6,8% de los desempleados rechazaría un empleo si le ofrecieran una categoría profesional inferior a la esperada. Sin embargo, el 31% de los desempleados no dejaría pasar la oportunidad de trabajar ni aunque se dieran las circunstancias anteriormente descritas.

Por el momento, los desempleados no están en esa situación por haber rechazado trabajos, al menos la mayoría de ellos. Entre las principales razones que podrían explicar su falta de empleo están la excesiva competencia por un mismo puesto, como opina el 50,7% de ellos, la falta de ofertas de trabajo, con un 32%, la falta de contactos, con un 23,2% y la falta de experiencia, con un 20,4%.

En menor medida, los desempleados atribuyen su situación de desempleo a otros factores como la falta de salidas profesionales de su titulación (11,6%), la mala suerte (11,2%), la falta de estudios (10,4%), su no disponibilidad para cambiar de residencia (6,5%), no haber buscado empleo de forma activa (2,1%), no saber buscar trabajo adecuadamente (2,1%) y a la falta de iniciativa (1,9%).

8 de cada 10 prefieren un empleo antes que un subsidio por la misma cantidad

En la encuesta realizada se le planteaba a los desempleados el supuesto en el que ellos tuvieran derecho a percibir una prestación por desempleo durante seis meses y les ofrecieran un empleo con un salario idéntico al del subsidio y de la misma duración para saber con cuál de las dos opciones se quedarían. Los resultados arrojan que sólo el 2,1% preferiría recibir la prestación, mientras que el 97,9% aceptaría el empleo: el 80,7% lo haría sin condiciones, el 3,6% sólo lo haría a cambio de un incremento salarial, el 4% si le ampliaran la duración del contrato y el 9,6% si obtuviera alguna mejora (salarial o en el período de tiempo).

En un futuro a corto plazo, los desempleados españoles no creen que vaya a ser más sencillo encontrar un empleo. De hecho, la mayoría opina que será igual de complicado que hasta ahora (58,3%) o incluso más (30,2%). Sólo un 11,4% de los encuestados está convencido de que el mercado laboral se mueve cada vez más rápido y eso favorecerá las oportunidades de empleo en los próximos meses.

El jefe ideal para los desempleados españoles

Las habilidades que más valoran los desempleados españoles en un líder o un jefe son la capacidad de formar equipo, tal y como señala el 34,6% de los encuestados, la capacidad de liderazgo, con un 33,6%, el respeto, con un 31,3%, la comunicación, con un 29,7%, la resolución de problemas (26,6%) y la capacidad de escucha, con un 25,2%.

También es relevante para ellos la buena preparación profesional de sus superiores (22,9%), la motivación (22,5%), la actitud positiva (21,2%), su ética e integridad (19,5%), la honestidad (17,2%) y su proximidad o accesibilidad (16,2%).

Otros aspectos que tienen en cuenta y que se acercan a su concepto de jefe ideal son la inteligencia emocional (12%), la asunción de responsabilidades (11,2%), la visión estratégica (11%), la seguridad (9,1%), y la disciplina (8,3%). En cambio, la ambición (2,8%), la generosidad (3,9%), la pasión (4,1%), la creatividad (5,5%), el carisma (6,1%), la proactividad (6,6%), la orientación a resultados (6,9%) y la flexibilidad (7,7%) quedan en un segundo plano.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Maxxium España
Endesa
Securitas Direct
Prosegur
Nationale-Nederlanden
Randstad
Kiabi
Alten
Sacyr
OCU
Hays
Leroy Merlin
Lidl
Vitaldent
Adecco
Lilly
Affinity
CGI
PeopleMatters
Generali
Bayer
LG Electronics
Aegon
Naturgy
Vodafone
Santalucía Seguros
MC MUTUAL