4 grandes retos que deberán superar los RRHH en 2019

09/11/2018 · Según estimaciones recientes, dadas a conocer por la Comisión Europea, para 2020, habrá medio millón de puestos de trabajo de especialistas TIC sin cubrir. Una cifra que, en el caso de las empresas y otros expertos del sector, sitúan en más de 750.000 vacantes. De esta forma, la transformación digital, la automatización de procesos o la captación de talento experto en nuevas tecnologías, se posicionan como los principales retos para 2019.

Si algo define a los negocios es que, independientemente del sector donde operen, todos ellos se encuentran en plena transformación. Si bien la digitalización no afectará por igual a todos, muchas de sus áreas deberán adaptarse a los cambios que 2019 traerá consigo, los cuales son una extensión de los ya iniciados en estos últimos años: captación y retención de talento cualificado, transformación digital y automatización de procesos, mejora de la gestión del capital humano, ampliación de la rentabilidad y avance en la productividad empresarial.

En este sentido, un artículo  publicado en all Business ha revelado cuáles serán los cuatro principales desafíos que las compañías, a través de sus departamentos y responsables de recursos humanos, deberán enfrentar tras la llegada del año nuevo.

De esta forma, según indican sus autores, los encargados de la gestión de personas en las organizaciones “jugarán un papel más importante en las estrategias de negocio”. Una tendencia que ya comenzó a verse a principios de este año, pues fueron muchos los expertos los que apuntaron hacia un cambio importante en Recursos Humanos: su importancia a la hora de reafirmar los buenos resultados y la adaptación de sus dinámicas de trabajo a estrategias ligadas a otras áreas como los departamentos de venta y marketing.

Esto es así debido al papel principal que tienen los profesionales a la hora de impulsar la eficiencia y productividad de la compañía, fomentando su competitividad y permitiendo que esta mejore dos cuestiones claves: su adaptación al futuro tecnológico y la atención dada a un perfil de consumidor cambiante, cada vez más digital y exigente, debido a la gran cantidad de oferta que tiene a su disposición.

Es por ello que una correcta gestión del capital humano, pasa por atender sus necesidades a nivel interno, logrando así su permanencia, fidelidad y compromiso con la organización, y de paso, permitiendo que la empresa incremente su capacidad para atraer la atención de aquellos profesionales con el talento necesario para hacer frente a todos estos retos, así como su posición dentro de su sector y el mercado en general.

La segunda tendencia que marcará el 2019, se encuentra fuertemente vinculada a la anterior: La participación saludable de los empleados en la organización. Si bien los entornos colaborativos son, en muchos casos, una realidad, en un futuro que arrancará el próximo año, deberán ser una prioridad. No obstante, este impulso de la cooperación necesitará de dos cosas. Por un lado, una clara inversión tecnológica y un cambio en las rutinas de trabajo, que permitan hacer más flexible el entorno y, por otro, el establecimiento de reglas de participación y expectativas, dirigidas a aclarar cuándo y cómo deben comunicarse los empleados.

De esta forma, las organizaciones implementarán nuevas plataformas digitales, dirigidas a permitir que los equipos encuentren un mayor equilibrio con respecto a su vida fuera del trabajo. Al mismo tiempo, estos nuevos sistemas posibilitarán que la comunicación con los responsables de equipos, profesionales de recursos humanos y demás gestores, sea más fluida, ágil y eficiente, pues dará respuesta inmediata a las necesidades que trabajadores y líderes tienen.

Por otro lado, la automatización cambiará las descripciones de trabajo, para tener en cuenta dónde es necesaria la intervención humano y cuándo una función puede ser asumida por una máquina. Esta nueva situación permitirá ahorrar tiempo y costes a las compañías, pudiendo así hacer de la función de sus equipos, un trabajo más estratégico, dirigido a unos objetivos más concretos, y obteniendo así un mayor impacto en las tendencias del mercado.

Por último, el artículo revela que “la diversidad seguirá desempeñando un papel importante”, debido a los buenos resultados que aporta contar con una plantilla de diversa procedencia, edad, sexo y cultura. Esto es así debido a la necesidad que las organizaciones tienen de impulsar su capacidad de innovación en un mercado saturado de oferta. Saber distinguirse pasa por aprender a identificar las nuevas necesidades de los clientes y crear una solución que las satisfaga. De ahí que la creatividad sea tan necesaria.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Nationale-Nederlanden
Endesa
Prosegur
Maxxium España
Alten
Kiabi
Bayer
OCU
Aegon
Naturgy
Vodafone
MC MUTUAL
Lidl
LG Electronics
Hays
Generali
CGI
Randstad
Lilly
Affinity
PeopleMatters
Adecco