La desglobalización en la selección de talento

28/04/2020 · Hasta ahora, los efectos de la globalización, trasladados al mundo laboral, permitían a las empresas seleccionar y gestionar talento independientemente de su procedencia, cultura o región. En un mundo hiperconectado, los negocios se han extendido mucho más allá de las fronteras geográficas, y las pautas de consumo también se han transformado, hasta el punto de poder adquirir y recibir bienes a miles de kilómetros de distancia, a solo un click. Hasta ahora ha sido así, pero el Covid-19 lo ha cambiado todo, hasta situarnos en una 'nueva normalidad' en la que ya nada volverá a ser igual.

Uno de los principales factores de transformación de la actual crisis sanitaria mundial es el fenómeno de “desglobalización”, y del que la multinacional de talento Catenon se ha hecho eco aquí.

Pero la llamada desglobalización no es nueva; ya se venía produciendo desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 o la caída de Lehman Brothers en 2008, que afectaron a demanda, oferta y deuda de los países. La pandemia del Covid-19 solo ha acelerado esta tendencia, que se está poniendo de manifiesto con nuevas realidades como el proteccionismo de Trump, el Brexit de Johnson, o la reducción de los tratados multilaterales, por poner solo algunos ejemplos.

Quizás una de las recetas contra este fenómeno pasa por la reorientación de la economía. Un nuevo modelo basado en la tecnología, capaz de redefinir la organización de las compañías, los planes de gobierno, la demanda y la oferta de productos y servicios, la comercialización, la distribución, las formas de trabajo, o las relaciones labores, entre otros.

La desglobalización del trabajo

La tendencia a controlar más y a limitar la circulación de personas también podría puede acarrear consecuencias en el mundo laboral, y más concretamente, en el área del reclutamiento.

En la 'Guerra por el Talento', la escasez de perfiles que cubra las necesidades presentes y futuras de las compañías ha hecho que el talento se haya convertido en un recurso global. En este contexto, la lucha contra la desglobalización y el proteccionismo del talento en los países generadores de talento implica, según apuntan fuentes de Catenon, adaptar la captación y la incorporación de talento de los países demandantes de estos perfiles al mundo digital, además de extender la modalidad del teletrabajo y redefinir las relaciones entre empleado y empresa.

Ante los efectos de la desglobalización, surgen muchos interrogantes. ¿Y si un país generador de talento prohibiera la movilidad de sus trabajadores a otros países? ¿Y si un país necesitado de mano de obra no lo tuviera? ¿Aumentaría el desempleo y el empobrecimiento de la población del primero? ¿Se paralizaría la actividad del segundo? Las consencuencias pueden ser numerosas y muy negativas.

La lucha contra la desglobalización pasa por extender el teletrabajo y redefinir las relaciones entre empresa y empleado

En este contexto, por suerte, aún hay esperanza, y viene de la mano de la tecnología y de la automatización o digitalización de los procesos y actividades susceptibles de poder hacerlo.

Digitalizar la adquisición, incorporación y gestión del talento

Una solución a corto plazo pasa, según Catenon, por la digitalización de estas actividades, a través de las herramientas tecnológicas al alcance, con el objetivo de reorientar las estrategias de talento de los próximos meses.

Por ejemplo, la tecnología puede facilitarnos el acceso a un pool de candidatos mayor, incorporarlo a la empresa, y formarlo, evaluarlo e integrarlo en remoto y en formato online, tal y como ya hace Catenon para sus clientes a nivel nacional e internacional.

DEJA TU COMENTARIO:





ENVIAR NOTICIA:




VISUAL COMPANIES

Conoce las mejores empresas en las que trabajar.

Endesa
Prosegur
Vodafone
Hays
Sacyr
CGI
Affinity
Generali
Santalucía Seguros
Lidl
Bricomart
LG Electronics
Alten
Leroy Merlin
Aegon
MC MUTUAL
PeopleMatters
OCU
Bayer
Securitas Direct
Naturgy
Randstad
Maxxium España
Vitaldent
Nationale-Nederlanden
Kiabi